El exclusivo speedster recibe una decoración 'retro' de carreras.

El año pasado, la firma de Woking mostró al mundo un nuevo y exclusivo superdeportivo: el McLaren Elva. En esencia, hablamos de un increíble speedster biplaza, sin techo, parabrisas ni ventanilla, inspirado en el McLaren-Elva M1A de los años 60 del siglo pasado.

Por si su espectacular imagen no fuera suficiente, el departamento de personalización y operaciones especiales de la marca, MSO (McLaren Special Operations), ha decidido rendir homenaje al glorioso pasado en competición con esta decoración especial, conocida como M1A.

Por si el nombre no te hubiera dado las suficientes pistas, se trata de un tributo al McLaren-Elva M1A que Bruce McLaren pilotó en el Canadian Sports Car Grand Prix del año 1964.

Galería: McLaren Elva M1A By MSO

Viajando hasta el pasado, descubrimos que se trataba de un modelo de apenas 550 kilos de peso, con todos los avances tecnológicos de los que disponía el piloto-constructor neozelandés en la época y con un motor Oldsmobile V8, de 4,5 litros de cilindrada, bajo el capó.

Ni que decir tiene que, durante la carrera, el binomio rompió el récord de la pista en incontables ocasiones... demostrando el buen hacer de ambos.

Y en cierto modo, el superdeportivo actual no se aleja tanto del modelo original, en el sentido de que emplea las últimas tecnologías y los mejores materiales, en busca del mayor rendimiento y el menor peso.

También, desde el punto de vista mecánico, donde el viejo motor Oldsmobile deja paso a un moderno 4.0 V8, con dos turbos y 815 CV de potencia, que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3,0 segundos.

De inicio, McLaren anunció una producción limitada a 399 unidades y un precio de partida de 1.425.000 libras esterlinas, incluyendo el IVA de Reino Unido, lo que al cambio, se traduce en más de 1.600.000 euros. Y, por si no fuera lo suficientemente exclusivo, ahora, nos muestra las posibilidad que ofrece el departamento MSO...

Fuente: Motor1.com Global

Galería: McLaren Elva 2020