Sirven para reducir los accidentes. ¿Cómo lo consiguen?

Si en tus vacaciones veraniegas has circulado por alguna carretera secundaria de Castilla y León, más concretamente de Palencia, puede que te hayas encontrado con unas líneas verdes pintadas en los márgenes de la calzada. ¿Qué significado tienen? ¿Para qué sirven?

Antes de resolver estas dudas, déjame decirte que es un recurso que ya se ha utilizado, con éxito, en otros países europeos, como Suecia y Holanda, tal y como informa el diario ABC.

Estas rayas se pintaron tras un acuerdo alcanzado entre la Dirección General de Tráfico y la Junta de Castilla y León. Están dispuestas en largas rectas, donde se suelen alcanzar velocidades elevadas, a pesar de que el límite está establecido en 90 km/h. 

Galería: Actualidad y seguridad vial

Quizá, este último dato te ha dado una pista sobre su utilidad. Efectivamente, sirven para que los conductores tengan la sensación de circular por un carril más estrecho y, de este modo, reduzcan la velocidad. 

Estas líneas, junto con una mayor presencia de radares móviles y cinemómetros de tramo, han logrado que en las carreteras CL-613 (Palencia-Sahagún) y CL-615 (Palencia-Guardo) se haya reducido un 60% el número de accidentes con víctimas. 

Otro objetivo que tienen estas marcas viales es que los conductores asocien su presencia a controles de velocidad. Además, varias señales verticales incidirán en el hecho de que se circula por un vía muy controlada por la DGT. 

Cabe recordar que en estas secundarias hay peligrosos cruces, por lo que ir a una velocidad reglamentaria no solo no creará un roto en el bolsillo, sino que será fundamental para evitar accidentes con muertos. 

Carreteras mejor conservadas

¿Se aplicarán estas líneas verdes en otros tramos de la red viaria española? Esperaremos a ver qué nos cuenta la DGT, pero si son exitosas, entendemos que deberían extenderse por el bien de la seguridad vial. 

Ya sabes que, desde hace meses, todas las carreteras secundarias, independientemente de la anchura del arcén, tienen la velocidad máxima limitada a 90 km/h. En este escenario es donde se produce el mayor número de accidentes, así que toda precaución es poca cuando se transita por ellas. 

Fuente: ABC