Los rumores apuntan a que Fidel Castro tuvo uno de ellos.

Es bastante probable que, incluso, los fanáticos más acérrimos de la marca francesa probablemente nunca hayan oído hablar del Renault Torino. Si te decimos que este clásico fue conducido por personajes históricos como Leonid Brezhnev, Fidel Castro y Juan Manuel Fangio, puede que entiendas su categoría. Además, detrás de la historia del Renault Torino hubo mucha gente involucrada.

Para entender el origen del coche, tenemos que poner en marcha la máquina del tiempo y retroceder hasta 1955. En este año, la marca estadounidense Kaiser paralizó su producción de coches y se concentró en la fabricación del Jeep Willys. En 1963, la compañía fue rebautizada como 'Kaiser Jeep Corporation' y, a partir de 1970, AMC se hizo cargo del grupo.

Galería: Renault Torino (1972)

Si nos centramos en 1956, Kaiser fundó una sucursal en Argentina, denominada 'Industrias Kaiser Argentina', o IKA para abreviar. Transcurrieron los años y en 1959, Renault firmó un contrato con IKA, para la producción del Dauphine. Fruto de este acuerdo, se ensamblaron 53.643 vehículos.

Posteriormente, en 1967, Renault finalmente se hizo cargo de la mayoría del accionariado de IKA y rebautizó la compañía como 'IKA Renault', para un poco más tarde, pasar a llamarse 'Renault Argentina'. De sus instalaciones, salieron vehículos tan emblemáticos como los Renault 6 y Renault 12, pero también vio la luz nuestro protagonista: el Renault Torino.

Renault Torino (1972)

Argentina soñaba con fabricar su propio coche nacional, en lugar de solo construir coches bajo licencia. Con este fin, la IKA y la AMC acordaron una cooperación en el año 1966.

El vehículo fruto de esa colaboración lucía un evidente estilo americano. Pero el frontal, la parte trasera y el interior fueron modernizados por Pininfarina. Para enfatizar el toque europeo, el coche se llamó Torino, porque Pininfarina tenía su base en Turín.

Renault Torino (1972)

El IKA Torino fue presentado, oficialmente, el 30 de noviembre de 1966. Medía 4,72 metros de longitud por 1,41 de alto. La carrocería estaba disponible tanto en sedán como en coupé.

Debajo del capó, los clientes podían optar por motores de seis cilindros en línea, con una potencia comprendida entre los 122 y los 251 CV. La caja de cambios era manual, de cuatro velocidades, y estaba firmada por ZF.

Renault Torino (1972)

El vehículo de 1972, que es el que estás viendo en la galería de imágenes que acompaña a esta noticia, ya fue vendido como Renault Torino, algo que no le restó ni un ápice al éxito e interés demostrado por el público.

Renault Torino (1972)

La producción rozó los 100.000 vehículos, todos fabricados en las instalaciones argentinas de la marca, hasta finales de 1981. Sin embargo, algunas unidades que quedaron en stock, se siguieron comercializando en años posteriores.