Finalizará la producción del deportivo PHEV... con el Vision M Next en el horizonte.

Casi seis años después de su lanzamiento, y tras un restyling hace dos, el BMW i8 dejará de fabricarse el próximo mes de abril, según la publicación Autocar. Un portavoz de la marca de Múnich explicó que podrán realizarse pedidos, como máximo, hasta finales de febrero. 

Desde luego, el deportivo germano es un adelantado a su tiempo, porque en 2014 hablar de híbridos enchufables era algo verdaderamente exótico. El modelo, que recibió una carrocería descapotable, denominada Roadster, a comienzos de 2018, disfruta de un sistema de propulsión con 374 CV de potencia combinada. 

Galería: BMW i8 Coupé 2018

Gracias a una batería con una capacidad de 11,6 kWh, el i8 Coupé homologa 55 kilómetros de autonomía eléctrica, mientras que el Roadster se conforma con 53. Además de ser ecológico, el vehículo también firma unas prestaciones sobresalientes: 250 km/h de velocidad máxima, limitada electrónicamente, y 4,4 segundos en la aceleración de 0 a 100.

Por cierto, si estás interesado en comprarlo, aún puedes hacerte con uno. El Coupé cuesta 146.800 euros, mientras que por el Roadster hay que pagar 161.950.

En fin, es una auténtica lástima que el i8 desaparezca, pero nos queda como consuelo mirar al futuro, donde podría aparecer otro deportivo ecológico, inspirado en el prototipo Vision M Next, en los próximos cinco años. Este coche recibiría mucha tecnología utilizada por BMW en la Fórmula E.  

De momento, debemos ser cautos al respecto, porque Klaus Frölich, director de Desarrollo de BMW, afirmó el pasado verano que "no hay ningún sucesor directo ni para el i3 ni para el i8". No obstante, confiamos en que la gama futura de la firma germana incluya un modelo inspirado en el biplaza enchufable. Ojalá nuestros deseos se conviertan en realidad...