Si tuviese que apostar, contestaría la pregunta afirmativamente.

Hay prototipos que se quedan en simples estudios de diseño, en cambio otros anticipan, con más o menos claridad, la llegada de un nuevo modelo. Este segundo caso es el que parece que representa el BMW Vision M Next. 

Porque estarás de acuerdo conmigo en que este concept car se asemeja al actual i8, pero mostrando una fisonomía aún más deportiva y llamativa. Por lo tanto, todo apunta a que el modelo que se lanzó en 2014 recibirá dentro de poco un restyling estético... y posiblemente mecánico.

Galería: BMW Vision M Next

El ejercicio de estilo, que acaba de debutar en la conferencia NextGen de BMW en Múnich, congrega las pautas sobre las que se moverá la firma germana en el futuro. Hablamos de diseño atrayente, conducción autónoma, conectividad, electrificación y servicios. 

Estéticamente, el coupé alemán emplea una combinación de colores, conformada por el Neón Mate, el Thrilling Orange y el Plata Mate, que genera un fuerte contraste visual. Esta peculiaridad también se aplica a las llantas de aleación, pues las delanteras lucen un acabado bicolor, mientras que las traseras incluyen el color naranja antes mencionado.   

Por supuesto, se mantiene la corporativa parrilla de doble riñón, que gana presencia en el frontal. Además, incorpora la iluminación de tipo láser Laser Wire, que según la firma germana, supone la primera aplicación en un vehículo.  

En cuanto al módulo de propulsión híbrido enchufable, genera 600 CV, lo que permite al coche declarar una velocidad máxima de 300 km/h y una aceleración de 0 a 100 en tan solo 3,0 segundos. Respecto al i8 de calle, suponen 226 CV más. Por si fuera poco, la función BOOST+ ofrece par motor extra pulsando un botón. 

BMW Vision M Next Concept

También sorprendente es el dato de la autonomía eléctrica, ya que el BMW Vision M Next promete 100 kilómetros sin emplear el motor de gasolina que, por cierto, es de cuatro cilindros, en lugar de tres como el del i8 de producción.

Si echamos un vistazo al habitáculo, puede calificarse de minimalista. Al fin y al cabo, tan solo cuenta con una pantalla de realidad aumentada y una instrumentación digital, así como con un volante de inspiración aeronáutica. 

"La tecnología de vanguardia también puede generar una experiencia de conducción pura y emocionalmente atractiva", asegura Adrian van Hooydonk, vicepresidente sénior de BMW Group Design, sobre el BMW Vision M Next. Ahora ya solo queda esperar acontecimientos...