Este adorable vehículo se comercializará en Europa por menos de 20.000 euros.

Si hay un coche clásico que nos produce cariño y ternura, ese es el BMW Isetta. Dentro de poco, dos marcas van a 'resucitarlo' en forma de vehículo eléctrico. Por un lado tenemos al Microlino, de origen suizo, que entrará en producción en 2021, y por otro, al Karo, desarrollado por la firma alemana Artega, que ha pasado de fabricar coches deportivos a ecológicos.      

Galería: Artega Karo 2020, el Isetta eléctrico

Este último modelo será el primero en aterrizar en los mercados, ya que promete estar a la venta, a finales de este mismo mes, en Alemania. La compañía confía en que las primeras entregas tendrán lugar en abril.

Inicialmente, la gama del Artega Karo constará de dos acabados, Intro y Edition, seis colores exteriores y un habitáculo tapizado en terciopelo y cuero. En principio, el coche dispondrá de una autonomía que rondará los 200 kilómetros, más que suficientes para cubrir una jornada al colegio y al trabajo.

La batería es de iones de litio y la ha fabricado el especialista Voltabox. Por su parte, el chasis está conformado de acero y puede soportar una carga útil máxima de 200 kilos. En cuanto a las prestaciones, Artega tan solo ha ofrecido el dato de velocidad máxima, 90 km/h. Lamentablemente, todavía no se ha desvelado la potencia del motor eléctrico. 

En el plano estético, se ha respetado mucho el diseño original del Isetta, aunque también se han introducido componentes de última generación. Por ejemplo, faros y pilotos con tecnología de tipo LED.

Artega Karo 2020, el Isetta eléctrico

Los precios en Alemania comienzan en 17.995 euros para el Artega Karo Edition, mientras que por el Intro, hay que abonar 21.995 euros. Todos aquellos interesados en un ejemplar, deben pagar una señal de 2.500 euros. Este dinero está protegido contra pérdidas "por una renombrada compañía de seguros alemana", según el fabricante. ¿Comprarías uno?