Se trata de una edición limitada de la que se fabricarán únicamente 88 ejemplares.

El fabricante británico Aston Martin acaba de confirmar la producción de un nuevo V12 Speedster, que celebra el exitoso pasado de la marca en la competición, pero luce un lenguaje de diseño moderno.

Se trata de un deportivo biplaza de carrocería abierta, en homenaje al Aston Martin DBR1 que ganó las 24 Horas de Le Mans en 1959, así como los 1.000 kilómetros de Nürburgring, pero también inspirado en el prototipo CC100 Speedster presentado en 2013, con motivo del centenario de la marca de Gaydon.

Galería: Aston Martin DBR1 1956

La producción de este V12 Speedster, que se desvelará a lo largo de este año y cuyas entregas arrancarán ya en 2021, estará limitada a 88 exclusivas unidades y, aunque no se ha anunciado el precio de cada una (será prohibitivo, eso seguro), sí sabemos que cada unidad será fabricada a mano por la división Q de Aston Martin, dedicada a la personalización y a las creaciones más especiales de la casa.

El nuevo modelo esconderá una versión de altas prestaciones del motor V12 biturbo, de 5.2 litros, capaz de desarrollar 700 CV de potencia y un par máximo de 700 Nm. En este caso, el bloque de doce cilindros estará asociado a una transmisión automática de ocho velocidades, firmada por el especialista ZF e instalada en configuración transaxle (hacia la parte trasera del vehículo).

La firma de Gaydon ya acepta pedidos, aunque los 88 afortunados que se hagan con uno de estos V12 Speedster tendrán que esperar hasta el primer trimestre de 2021 para poder tener el modelo en su garaje.