Queda claro que en Italia saben cómo recibir a los aviones.

Aunque resulte difícil de imaginar, cuando aterrizas en el aeropuerto italiano de Bolonia, lo primero que puedes ver por la ventanilla del avión es un Lamborghini Huracán. Y no es ninguna broma, porque el superdeportivo italiano luce una imagen especial, con los clásicos colores de los vehículos 'Follow Me', que guían a los aviones hasta su área de estacionamiento.

Y no se trata de un anuncio publicitario, sino de la renovación de un acuerdo que perdura a lo largo de los años. De hecho, es la sexta ocasión en la que la firma de Sant'Agata Bolognese prolonga el acuerdo con las autoridades aeroportuarias de Bolonia, en este caso, gracias a este espectacular Huracán 'Follow Me'.

Galería: Lamborghini Huracán, aeropuerto de Bolonia

Si entramos en los detalles, este año, el vehículo elegido es un Lamborghini Huracán RWD (propulsión trasera), que equipa un bloque 5.2 V10, con 580 CV de potencia. Se trata de una herramienta de trabajo extraordinaria para los operarios, que luce una decoración de color naranja y negro, diseñada en el centro de estilo Lamborghini.

Asimismo, incluye una bandera italiana dibujada en forma de 'Y' en las puertas y en el centro de la carrocería, que recorre desde el capó hasta la zaga.

El vehículo también viene con una barra de luces intermitentes en el techo y un equipo de radio para mantener el contacto constante con la torre de control. Gracias a todo lo anterior, este Huracán tan especial puede guiar aviones dentro y fuera de las áreas de descanso y aparcamiento.

Lamborghini Huracán, aeropuerto de Bolonia

La relación entre Lamborghini y el aeropuerto de Bolonia perdura desde hace años. Un acuerdo que se fundamenta no solo en el suministro de superdeportivos, como este llamativo Huracán, que sirve de guía por las pistas, sino también por la presencia de numerosos coches de la casa de Sant'Agata expuestos en los diferentes vestíbulos de la terminal del aeropuerto Guglielmo Marconi.