Cristina Gutiérrez y Pablo Moreno repetirán por segundo año juntos en el Dakar.

Cristina Gutiérrez y Mitsubishi España se han embarcado en su cuarta aventura juntos en el Dakar. La piloto burgalesa disputará la edición 2020, la primera en Arabia Saudí tras el adiós a Sudamérica, a los mandos de un Eclipse Cross DKR renovado y con una decoración espectacular en tono rojo oscuro. 

Tras haber mejorado su posición desde que debutara en 2017 con el Mitsubishi Montero, Gutiérrez aspira desde el 5 de enero a colarse entre los 25 mejores, tras estar a punto de hacerlo este 2019. 

Galería: Cristina Gutiérrez y el Mitsubishi Eclipse Cross: Dakar 2020

"Toda la temporada estamos currando muchísimo, pero cuando se va acercando hay más ganas de que el coche se vaya y de que esté todo listo. Hemos ido mejorando. El primer año 44ª, el segundo 36ª y el tercero 26ª. Y ojalá el cuarto dentro del top 25. Acabarlo es un reto muy grande porque hemos pasado de terminar a ocupar un top 25 y es un desafío importante", aseguró la piloto en la Ciudad Financiera del Santander en Madrid. 

"Me gusta la presión, pero siempre quiero ser realista. Hay que ir poco a poco y debemos tener esa pizca de suerte para acumular el menor cúmulo de errores. He enfocado mi carrera deportiva de manera mucho más profesional este año y el objetivo es de aquí a tres años dar un salto de calidad, tanto en el coche como en mí, para focalizarme en aspirar a algo más grande. Esperemos que de aquí a medio plazo podamos decir ya un discurso un poco más ambicioso. De momento, soy realista y es a lo que tengo que aspirar". 

Pablo Huete volverá a ser su copiloto por segundo año consecutivo y es él el principal responsable de las mejoras que se han introducido en el prototipo 4x4 gestionado, por el equipo francés Sodicars, que este año contará con otros siete vehículos en competición, cuatro camiones de asistencia, dos de asistencia en carrera y un coche de asistencia. 

"Hemos cambiado todas las fibras, lo que ha aligerado el coche. Además, se ha cambiado el reparto de pesos, centralizándolo más. Las ruedas de repuesto van más bajas y hacia el centro. Ahora el coche tiene que tener una velocidad punta mayor y esperamos aprovecharlo en las pistas que se han anunciado para la primera semana", comenta el copiloto toledano. 

Cristina Gutiérrez y el Mitsubishi Eclipse Cross: Dakar 2020

"Pablo detectó ciertas cosas que podía mejorar. Son mejoras para dar ese salto de calidad. Es difícil compararse con gente que cuadriplica mi presupuesto. Pero es verdad que en el Dakar jugamos con esa pizca de suerte que ellos van a tope y al final les acabo adelantando, como la tortuga que adelante a la liebre. Estamos trabajando para llegar a ese nivel. Es tremendo que en cuatro años el discurso haya cambiado de terminar en el Mitsubishi de serie a estar en el top 25, me parece una evolución espectacular. A ganas no me gana nadie", añade Gutiérrez.

La preparación para este Dakar ha sido más ajustada que en otras ocasiones, pero la pareja española disputó la pasada Baja Aragón durante el verano, acabando 20º. Allí probaron las nuevas configuraciones de suspensiones y diferencial que les valieron para confirmar lo acertado de los cambios y aplicarlos de cara al Dakar 2020. 

Cristina Gutiérrez y el Mitsubishi Eclipse Cross: Dakar 2020

"El ADN de nuestra marca es todoterreno y competición, así que era muy sencillo juntar esto. Es la firma que más veces ha vencido en el Dakar, 12, y es la única en la que ha ganado una mujer. Y lo vamos a seguir intentando con Cristina", añadió Jorge Belzunce, director de Mitsubishi España.

El reto este año es mayor, aunque el recorrido será una completa novedad para todos, que sumarán experiencia en el terreno saudí día tras día. Pero 'Tortu', como la apodaron sus amigas, tiene manos y arrojo para tratar de subir un poco más el listón y empezar a codearse más arriba. 

Fuente: Motorsport.com