La nominación más importante es a la mejor película.

Ayer se dieron a conocer las películas que aspiran a los Premios Óscar y, para nuestra alegría, como aficionados al mundo del motor, 'Le Mans 66' (también conocida como 'Ford v Ferrari') aspira a cuatro estatuillas: mejor película, mejor mezcla de sonido, mejor edición de sonido y mejor montaje.

Obra de James Mangold, 'Le Mans 66' debe enfrentarse a otras grandes películas, que aspiran a la estatuilla más deseada: El Irlandés, Jojo Rabbit, Joker, Mujercitas, Historia de un matrimonio, 1917, Once Upon a Time in Hollywood y Parásitos.

Antes de dejarte con nuestra opinión sobre el film, que está debajo de la galería de fotos, te recordamos que está protagonizada por Christian Bale, en el papel del piloto Ken Miles, y Matt Damon, que da vida al jefe del equipo Ford, Carroll Shelby. 

Galería: Película Le Mans 66: Ford vs. Ferrari

¿Qué nos ha parecido la recreación de las emocionantes e históricas luchas de Ford frente a Ferrari? Ahí van nuestros apuntes, tras poder disfrutarla en un estreno previo, cortesía de Goodyear:

José Antonio Guzmán, Motor1.com: como historia de entretenimiento, hay que reconocer que cumple. Eso sí, debemos dejar claro, desde mi punto de vista, que no se trata de un 'biopic' sobre la vida de Carroll Shelby ni de Ken Miles, sino de mostrar la rivalidad entre Ford Motor Company y Ferrari.

Como buena historia, tiene momentos que consigue emocionar, ya seas aficionado o no a los automóviles y al mundo de la competición. Sin embargo, si miras más allá, la conclusión que sacas es que la imagen que se transmite de ambos fabricantes no es demasiado positiva. En cualquier caso, merece la pena verla.

Javier Llorente, Motor1.com: si estás cansado de ver carreras con coches eléctricos en circuitos urbanos o competiciones en las que los pilotos necesitan recurrir al DRS para adelantar, acercarte al cine a ver 'Le Mans 66' podría ser un buen 'analgésico', gracias al realismo con el que ha sido producida y a su cuidada recreación del ambiente de la competición de los años 60.

Pero también, para conocer un poco mejor la (desgraciadamente) poco conocida historia de Ken Miles, disfrutar con el carisma de Carroll Shelby, descubrir la burocracia de Ford Motor Company y añorar, un poco más, la figura del irrepetible Enzo Ferrari. En resumen, si las 24 Horas de Le Mans no eran ya tu prueba favorita, 'Le Mans 66' te hará amar la legendaria carrera francesa.

Película Le Mans 66: Ford vs. Ferrari

Jacobo Vega, Motorsport.com: una película que gusta. No hay que olvidar que, aunque sea una historia real, es ficción. Muchas cosas les puede chocar a los puristas, como la presencia de Enzo Ferrari en Le Mans, pero creo que cuenta bastante bien uno de los episodios más importantes del automovilismo mundial y que le da valor a la figura de Ken Miles, que no ganó la carrera y por eso cayó un poco en el olvido, pero que fue clave para que Ford ganase esos cuatro Le Mans consecutivos. Muy buena la interpretación de Christian Bale, uno de los mejores actores actuales.

José Carlos de Celis, Motorsport.com: dejando a un lado el porcentaje de fidelidad entre la historia que se cuenta y lo que realmente ocurrió, es una película que entretiene, emociona y transmite mucho. Uno se corta de levantarse de la butaca y ponerse de pie o aplaudir en las vibrantes luchas. Queda la duda de si engancharía a alguien no aficionado al automovilismo y de si, a alguien menos fan a la competición se le haría larga. Pero al que aprecie el motorsport, le encantará. Muy recomendable.

Sergio Lillo, Motorsport.com: 'Le Mans 66' es sin duda una historia apasionante de aquella rivalidad Ford-Ferrari que encandiló a toda una generación a finales de los 60. Como toda producción de Hollywood se toma algunas licencias y ofrece una versión particular de la historia. Pero el objetivo de emocionar, acercar el mundo de las carreras al gran público y entretener durante más de dos horas lo cumple de principio a fin. Muy, muy recomendable.

Carlos Barazal, Motorsport.com: película entretenida y bien resuelta. Como la inmensa mayoría no conoce la historia, las licencias tomadas frente a la realidad no afectan al desarrollo del largometraje. Porque es eso, largo, aunque no se hace excesiva.

Quizá se echa de menos, con las tecnologías actuales, más sensación de velocidad en algunas escenas. Otras son excesivamente dramáticas. Será que el cine debe ser así. No la tomen al pie de la letra. Ni a Ford le llamaron gordo, ni Ferrari y sus pilotos eran unos demonios. Sí que Beebe fue un 'bicho', era su trabajo, y Miles un pilotazo como la copa de un pino. En la clasificación entre las películas de carreras de coches, sin duda, entra sobradamente en el podio. Y para quedarse muchísimo tiempo.