¡Menuda versión de acceso!

Si recuerdas bien, Audi comercializó la serie limitada RWS del anterior R8, una variante con propulsión trasera y 540 CV de potencia. Pues bien, estas dos cualidades se mantienen en el nuevo Audi R8 V10 RWD 2020, una versión del superdeportivo alemán, ahora permanente en la gama, cuyas nuevas siglas responden a Rear Wheel Drive. 

El R8 de acceso a la gama se comercializará a comienzos del próximo año con las carrocerías Coupé y Spyder. ¿Cómo se distingue estéticamente del resto? Muy sencillo. Basta mirar el lateral del vehículo y observar las molduras que adornan la entrada de aire al motor (también conocidas como side blades). Si son del color de la carrocería, se trata del RWD. 

Galería: Audi R8 V10 RWD 2020

De serie, el modelo germano luce varias inserciones exteriores en color negro brillante. Opcionalmente, esa misma opción cromática puede aplicarse en el logotipo de Audi. La gama de color se amplía con el gris Kemora.

En el habitáculo, los asientos deportivos están tapizados en cuero y Alcantara, mientras que una placa con el logotipo RWD se encuentra delante del pasajero. 

Como podrás suponer, el Audi R8 V10 RWD 2020 continúa apostando por la mecánica 5.2 V10, de aspiración atmosférica y origen Lamborghini. Además de los 540 CV antes mencionados, también entrega 540 Nm de par y se asocia a la transmisión automática de doble embrague S tronic, con siete marchas, así como a un diferencial autoblocante mecánico.

En materia de prestaciones, la variante con carrocería Coupé declara una velocidad máxima de 320 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 3,7 segundos. Por su parte, la Spyder 'empeora' ligerísimamente esos registros: 318 km/h y 3,8 segundos.  

Audi R8 V10 RWD 2020

Lógicamente, el hecho de perder la tracción quattro, tiene su punto positivo en el peso del conjunto. En cifras, el Audi R8 V10 RWD Coupé 2020 registra 65 kilos menos que el R8 V10 quattro Coupé, mientras que la variante Spyder se quita 55 kilos, frente al descapotable con tracción total. 

Con un reparto de pesos del 40:60 entre ambos ejes, el R8 de propulsión trasera emplea neumáticos delanteros 245/35 y traseros 295/35, con llantas forjadas de 19 pulgadas. Opcionalmente, hay un juego de 20 con gomas deportivas. 

De momento, Audi solo ha divulgado los precios para el mercado alemán: 144.000 euros, para el RWD Coupé, y 157.000, para el RWD Spyder. Ya sabes que, en España, esas tarifas se incrementarán ligeramente. En cuanto las sepamos, serás el primero en conocerlas.