En total, las autoridades contarán con 65 coches del fabricante japonés.

El garaje de los Carabinieri tendrá que hacer hueco a las 10 unidades del Jimny y las 55 del Ignis que se han incorporado a esta fuerza de seguridad italiana, un cuerpo militar que depende del Ministerio de Defensa.

El presidente de Suzuki Italia, Massino Nalli, hizo la entrega de forma simbólica durante un evento celebrado en Roma. Con este acuerdo, el fabricante japonés tendrá la oportunidad de demostrar la valía de sus vehículos, en un trabajo que requiere de automóviles fiables y robustos.

Galería: Suzuki Jimny para los Carabinieri en Italia

Como podrás imaginar, todas estas unidades han necesitado una serie de adaptaciones para poder ejercer junto a los Carabinieri, como las luces intermitentes LED de color azul y la sirena de emergencia. Esta última también viene acompañada por iluminación de tono azul.

Todos estos componentes se controlan a través de un panel retroiluminado, situado en el salpicadero y al alcance tanto del conductor como del copiloto.

En el habitáculo, también dispone de soportes para las armas reglamentarias, que están bloqueadas mediante una llave de seguridad, así como de un extintor de 2 kilos.

Si los neumáticos con distinción M+S para todo el año no resultan suficientes, todos los Suzuki de los Carabinieri disponen de cadenas para nieve, que mejoran la tracción en caso de tener que actuar en terrenos muy deslizantes.

Suzuki Jimny para los Carabinieri en Italia

En el caso de los 10 Suzuki Jimny, cuentan con el único motor disponible en la gama, el bloque de gasolina atmosférico 1.5 de 102 CV, con tracción total. Por su parte, los 55 Suzuki Ignis cuentan con la mecánica de 1,2 litros de cubicaje, también alimentada por gasolina, con 90 CV y asociada a la tracción 4x4 AllGrip AUTO.

Desde luego, lo que no ponemos en duda es que son coches de dimensiones compactas, con los que tendrán más fácil acceso a terrenos relativamente complicados.