Desde luego, en Francia carecen de escrúpulos a la hora de multar...

Un tuit de SocialDrive, un perfil donde los conductores informan sobre la presencia de radares, controles o incidencias significativas, nos ha dejado helados. No hay más que ver la foto, en la que se observa un radar de velocidad escondido, sin ningún tipo de escrúpulos, en un cubo de basura.

Como puede observarse, el cinemómetro se encuentra camuflado en una larga recta de una zona urbana. Por lo tanto, se trata de una zona en la que resulta muy fácil 'cazar' a coches y conductores por encima de la velocidad fijada, que podría estar entre 20 y 50 km/h. 

 

No te asustes. La imagen ha sido tomada en Francia y estamos convencidos de que, en España, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil no actuaría así nunca. No obstante, la mejor solución para estos casos es cumplir siempre con las normas y así evitarás sustos económicos.  

Nunca merece la pena correr más de la cuenta. Sobre todo, si eres consciente de que la DGT dispone de 744 radares fijos, 557 móviles, 62 de tramo, 10 helicópteros Pegasus y 8 drones para vigilar las carreteras españolas.

A todo este listado, hay que añadir los cinemómetros existentes en Cataluña y País Vasco (comunidades autónomas no vinculadas a la DGT), más los pertenecientes a los diferentes ayuntamientos.  

Galería: Radares de velocidad (fijos y móviles)

Eso sí, también es cierto que no todas las cajas situadas en las carreteras albergan radares. El pasado mes de marzo, Pere Navarro, máximo responsable de la DGT, admitió que uno de cada tres cajetines está vacío o no funciona, por lo que solo actúan de forma disuasoria.

No obstante, dentro de poco, podría haber nuevas formas de multar. Por ejemplo, a través de furgonetas camufladas en circulación, un proyecto iniciado como prueba piloto este verano, que podría convertirse en un método oficial de sancionar. Seguiremos atentos esta noticia...