De momento, no está preparado para batir el récord de velocidad de Bugatti.

El proceso de desarrollo del Devel Sixteen está siendo muy misterioso y hemos podido verlo en contadas ocasiones. Algo lógico, por otra parte, si tenemos en cuenta que solo se van a construir siete ejemplares de este superdeportivo.

Y esta exclusividad, unida a la excepcionalidad de verlo de manera fugaz, hace que el vídeo tenga su importancia. Parece que desde que lo pudimos ver por primera vez en 2013, el proceso de desarrollo sigue con paso firme.

Galería: Devel Sixteen en Dubai

En la grabación, podemos ver cómo el Devel Sixteen inicia lo que parece un ejercicio de aceleración y se incorpora a la carretera a unos 150 metros del cámara. No hay ningún dispositivo de medición para saber la velocidad a la que circula, aunque la arena que levanta a su paso, es una pista para saber que está ganando velocidad con decisión.

El otro aspecto llamativo es que se mueve en total silencio por una carretera, en pleno desierto. No podemos afirmar que el vídeo sea emocionante, pero se han podido ver tan pocas imágenes en movimiento del Devel Sixteen, que cada oportunidad vale su peso en oro.

El fabricante Devel planea desarrollar tres versiones diferentes de su hiperdeportivo. El modelo básico, si podemos denominarlo como 'base', equipará un bloque V8, que desarrollará alrededor de 2.000 CV.

Como opción intermedia, existirá una variante, también homologada para su uso en carretera, que producirá no menos de 3.000 CV, gracias a un motor V16. Por último, existirá una opción, para su uso exclusivo en circuito, con el bloque V16, con una potencia superior a los 5.000 CV.

Hablamos de unas cifras descomunales, casi increíbles, que ya han generado unas enormes expectativas, por parte del público y sobre la capacidad del fabricante para hacerlo realidad.

Devel Sixteen en Dubai

El misterio se mantiene respecto a la fecha definitiva de presentación del Devel Sixteen. El hiperdeportivo lleva desarrollándose casi siete años. Las expectativas son enormes. Entre otras cosas, porque conseguir un motor de automóvil con 5.000 CV es todo un desafío, aunque, de logralo, el resultado promete ser espectacular.