El preparador alemán mcchip-dkr ofrece varios programas de potenciación para el deportivo británico.

Para muchos de vosotros, es bastante probable que el Aston Martin Vantage, con su motor 5.0 V8 biturbo y 510 CV de potencia sea un deportivo más que suficiente. Gracias a su potencial, es capaz de alcanzar los 314 km/h de velocidad punta, así como acelerar, de 0 a 100, en solo 3,7 segundos. Sin embargo, para empresas como los alemanes de McChip-DKR lo que ofrece la firma británica no es suficiente y acaban de demostrarnos que pueden extraer al motor otros ¡190 CV!. Increíble, ¿verdad?

Galería: Aston Martin Vantage 2018

Lo formidable del asunto es que el preparador germano ofrece tres niveles distintos de preparación para los propietarios de un Vantage, sedientos de más potencia y emociones. Con la preparación básica, el V8 del Aston Martin Vantage llega a los 590 CV y 750 Nm de par motor. El paquete intermedio, consigue elevar esa cifra hasta los 610 CV, con picos de par de 790 Nm. Por último, la preparación más extrema eleva el listón hasta los 700 CV, con 850 Nm de par motor disponibles. Un incremento sustancial del poderío mecánico que entrega de serie el cupé inglés.

Seguro que ya estarás pensando que ese aumento de potencia se traducirá en unas prestaciones escandalosas. Lamentablemente, el preparador alemán solo nos ha informado de la velocidad punta que se consigue en cada uno de los tres casos: 310 km/h en las dos preparaciones iniciales y 320 km/h para la más poderosa.

Aston Martin Vantage 2018

Respeto a la cantidad a desembolsar por tan jugoso aumento de potencia, debes saber que para la preparación más 'sencilla' tendrás que pagar 1.899 euros. Para el paquete intermedio, la cifra sube hasta los 7.190 euros. Para finalizar, el paquete más completo tiene un precio de14.669 euros. Unas cifras respetables, es cierto, pero qué esos para un cliente que ya ha desembolsado 150.000 euros por su flamante Vantage. Pues eso, calderilla.