El modelo urbano ecológico también reclama su cuota de protagonismo, con una imagen más transgresora.

Para aquellos que penséis que un vehículo ecológico o eléctrico no puede ser interesante para un preparador como AC Schnitzer, lamento deciros que estáis equivocados.

De hecho, el modelo más pequeño de la familia 'i' de BMW, el i3s, ha pasado por el 'salón de maquillaje' del preparador alemán para beneficiarse de una serie de mejoras estéticas, que enfatizan el carácter deportivo de la versión más potente del urbano eléctrico alemán.

Después de varios trabajos sobre el deportivo i8 Coupé, la empresa alemana ha decidido centrarse en el desarrollo de un kit de carrocería específico para el i3s.

Galería: BMW i3s by AC Schnitzer

Si comenzamos a repasar la parte frontal del vehículo, el BMW eléctrico se beneficia de un nuevo splitter delantero, con acabado en negro mate, además de tres lamas en negro brillante, fabricadas con poliuretano (PUR).

Un acabado de similares características se puede apreciar en la parte posterior, donde el alerón instalado en el techo, que también tiene un acabado negro brillante, está fabricado en el mismo poliuretano PUR, mencionado anteriormente.

Según AC Schnitzer, los nuevos complementos son algo más que simple estética. Más allá de la apariencia, estos elementos tienen una clara función aerodinámica, que mejora el coeficiente de penetración del modelo alemán.

Tampoco conviene olvidarse del difusor trasero o del logotipo del preparador, ubicado en la parte inferior de las puertas traseras, que dejan el sello de la casa. La altura libre de la carrocería al suelo se ha reducido en 20 milímetros, gracias a un nuevo kit de amortiguadores.

AC Schnitzer también ha instalado separadores de ruedas, que ensanchan las vías 12 milímetros y añaden otro detalle de deportividad al i3s, al tiempo que mejoran la estabilidad del conjunto.

BMW i3s by AC Schnitzer

El preparador alemán no ha facilitado imágenes del habitáculo, pero sabemos que el vehículo ecológico alemán ha recibido varios elementos acabados en aluminio y un embellecedor negro para el mando de control iDrive.

Respecto al capítulo mecánico, no ha recibido modificaciones, por lo que el motor eléctrico sigue ofreciendo una potencia máxima de 184 CV y 270 Nm de par motor (14 CV más y 20 Nm más que el i3 estándar). Gracias a ese potencial, el vehículo germano es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en solo 6,8 segundos, reduciendo en 0,4 segundos el tiempo de la versión convencional de 170 CV.