¡La cámara a bordo es realmente espectacular!

No sabemos qué tendrá el Nissan GT-R, pero suele ser habitual encontrar preparaciones con más de 1.000 CV. La que te traemos ahora desarrolla 1.600 y está configurada para subidas de montaña. Desde luego, no puede pasar inadvertido con los descomunales alerones y splitters que presenta...

No obstante, lo más brutal se encuentra debajo del capó, porque resulta que los 1.600 CV ¡están limitados! Sí, el motor es capaz de desarrollar 2.200, pero Franco Scribante Racing, la compañía encargada de este proyecto, comprobó que era demasiada caballería para que el GT-R fuese mínimamente dócil, así que redujo la cifra.

Obviamente, el deportivo japonés cuenta con un sistema de reparto selectivo de par, para impedir que se produzcan peligrosas pérdidas de motricidad.

El kit aerodinámico también sirve para 'pegar' al vehículo contra el suelo, mientras que los paneles de la carrocería están hechos de fibra de carbono, con el fin de reducir el peso del conjunto. En el habitáculo se incorpora un arco protector, además de un asiento reforzado e instrumentación digital, para otorgar al piloto la máxima información posible.

Galería: Nissan GT-R NISMO, la versión de calle más potente

Galería: Nissan GT-R NISMO 2019

Si quieres ver en acción a esta 'bestia', solo tienes que dar al play en el vídeo adjunto. Fue grabado en Sudáfrica, dentro del Knysna Speed Festival, donde el coche demostró su enorme poderío.  

Te recomendamos que no te pierdas la cámara a bordo, porque te hace sentir a los mandos de esta preparación realmente extrema. Cabe recordar que el Nissan GT-R de calle más potente, la versión NISMO, 'tan solo' desarrolla 600 CV, a partir de un motor 3.8 V6, biturbo. Sí, hablamos de 1.000 CV de diferencia...