La grabación es, simplemente, espectacular...

Tenemos que admitirlo: nos encantan las preparaciones desproporcionadas, aquellas que te dejan boquiabierto cuando las ves acelerar. En esta web, te hemos mostrado varias y ahora, de nuevo, te enseñamos una más; en este caso, con un Nissan GT-R modificado como protagonista. 

El vídeo está grabado en una pista de aterrizaje, con 3,7 kilómetros de longitud, distancia suficiente para que cualquier vehículo, independientemente de su potencia, consiga alcanzar la máxima velocidad. 

Este 'matagigantes' japonés puede presumir de desarrollar 1.100 CV, una potencia brutal que se envía a las cuatro ruedas. Aunque parezca increíble, conocemos un GT-R de 3.000 CV, pero el ejemplar que protagoniza esta noticia también merece una atención especial. 

No en vano, la grabación muestra un coche que se catapulta hasta los 379 km/h, con un sonido espectacular. Cuando los turbocompresores funcionan a plena carga, no hay quien pare a este vehículo, que se asemeja a un tren bala. 

El vídeo muestra la espectacular perspectiva del piloto, pero atentos a la que tiene un peatón (2'15"), porque el coche parece un auténtico avión: aparece y desaparece en tan solo unas décimas de segundo. 

Galería: Nissan GT-R NISMO 2019

Galería: Nissan GT-R NISMO 2019

Por cierto, el actualizado Nissan GT-R NISMO 2019 acaba de presentarse en el salón de Nueva York. Su motor 3.8 V6, con dos turbocompresores, declara ahora 608 CV y, además, el peso del conjunto se ha reducido en más de 30 kilos, lo que asegura unas mejores prestaciones. 

En esta 'dieta', tiene mucho que ver un nuevo paquete exterior, con componentes en fibra de carbono, como el techo, el capó, los paragolpes y alerón.   

En fin, parece que vamos a poder a disfrutar de este superdeportivo unos cuantos años más y eso, en plena era de la electrificación, es una grata noticia.