Hemos probado los eScooters de esta empresa, que opera desde el año pasado en la capital española.

Bajo la denominación Coup y con una flota de 850 ciclomotores eléctricos, esta empresa de alquiler de motos cero emisiones, por las que tienes que pagar por los minutos de uso, llegó a Madrid en 2018.

Estos eScooters son de la marca taiwanesa Gogoro 2, la segunda evolución de las tres que existen, y son francamente fáciles de llevar.

Te diré que las sensaciones, tanto en los cambios de dirección como a la hora de acelerar o frenar, son prácticamente idénticas a las que proporcionan sus homólogos de gasolina.

Obviamente, los eléctricos son bastante más silenciosos, aunque con su correspondiente sonido de marcha obligatorio, para avisar de nuestra presencia al resto de usuarios de la vía.

Además, integran un sistema inteligente con el fin de que puedas desbloquearlos para su uso, una vez que hayas hecho la reserva a través de la aplicación para dispositivos móviles de Coup.

Potencia, autonomía y más detalles

Los 'vehículos verdes' que tienen repartidos por la capital encierran un sistema de propulsión eléctrico con una potencia equivalente a la que entrega un ciclomotor de 50 cm3, limitando su velocidad máxima hasta los 45 km/h.

Las motos eléctricas compartidas de Coup en Madrid

De este modo, puede conducirlos legalmente cualquiera que esté en posesión de los permisos de conducir B (coche) o A (moto), este último en cualquiera de sus niveles y a partir del denominado AM, que autoriza a manejar estos ciclomotores (entre otros).

Eso sí, mucha atención en cuanto al transporte de pasajeros, porque las motos de Coup solo llevan un casco en el compartimento bajo el asiento, así como varias redecillas para cubrir la cabeza, para un uso higiénico del mismo. Por lo tanto, si tienes pensado llevar a alguien atrás, tendréis que traer de casa el segundo casco.

Las motos eléctricas compartidas de Coup en Madrid

La autonomía de estas motos eléctricas es de 100 kilómetros, aunque lo que vas a ver en el panel de instrumentos es un gráfico con celdas, que representan el nivel de carga de la batería.

La zona de Madrid en la que se presta el servicio y de la que no puedes salir, cubre el interior de la M-30, principalmente, aunque vas a poder comprobar en su aplicación para dispositivos móviles que abarca también algunas áreas concretas que se salen de dicha zona.

¿Cuánto cuesta?

El precio por el alquiler de los eScooters de Coup es de 0,25 euros por cada minuto iniciado, siendo seis minutos (1,50 euros) el tiempo mínimo de utilización que se ofrece.

También existe la opción de elegir la tarifa plana de 24 horas, con un precio de 30 euros, lo que equivaldría a un uso de 120 minutos. Por lo que si tienes pensando usarlo un tiempo mayor a este, te saldrá rentable acogerte a este precio especial.

Las motos eléctricas compartidas de Coup en Madrid

Tendrás que tener cuidado con el nivel de batería y comprobar que está al 100 %, en el caso de querer hacer un uso muy prolongado (la tarifa plana se asocia a la moto que cojas), mientras que para trayectos cortos, bastará con orientarte por su gráfico, cuya última celda de la batería nos indica que estamos en la última media hora de autonomía. Ten en cuenta que cambiar de moto supone un nuevo alquiler.

Y tranquilo, porque cuando la carga sea muy baja, el propio servicio impedirá el alquiler de la unidad y dejará de mostrarla en el mapa de la aplicación.

Las motos eléctricas compartidas de Coup en Madrid

También es interesante lo que ellos denominan Freeride, que son los seis primeros minutos de 'cortesía' por los que no te cobran, tras haber pulsado el botón 'Go' (para arrancar) del panel de instrumentación. En ese tiempo puedes aprovechar para 'cogerle el tacto' a la moto y te vendrá bien si estás en una zona de tráfico y tardas en incorporarte a la vía.

Sin duda, otro servicio interesante más en la ciudad, que se une a los de alquiler de coches, bicicletas y motos de propulsión eléctrica, propiedad de otras empresas que también han empezado a operar en los últimos años.