La puja por este ejemplar de 1974 se llevará a cabo en un evento de Silverstone Auctions. ¿Te apuntas?

Presentado en el salón de Frankfurt de 1973, el BMW 2002 Turbo es un modelo clave en la historia de la marca alemana, ya que fue el primero en emplear un motor turboalimentado. En concreto, recurre a una mecánica de 2,0 litros y cuatro cilindros, que entrega 170 CV y 240 Nm. Pues bien, hay un ejemplar que subastará Silverstone Auctions el próximo 28 de julio.

Galería: BMW 2002 Turbo, subasta en Silverstone Auctions

La unidad en cuestión se matriculó en mayo de 1974 y la vendió el concesionario británico A.R. Sewell & Sons de Dunmow. El coche ha conocido tres propietarios diferentes y el último de ellos lo ha disfrutado durante ocho años.   

El historial de este 2002 Turbo está bien documentado con facturas de mantenimientos y reparaciones procedentes de varios talleres, como Alpina Automotive Ltd, L&C Auto Services Tunbridge Wells y M.L.G Motors Limited London, entre otros. 

Según la casa de subastas, el propulsor cuenta con un moderno turbo de la casa IHI, la caja de cuatro velocidades de Getrag funciona bien y el coche se encuentra en buenas condiciones generales. Por tanto, el que lo compre, lo podrá disfrutar al día siguiente... 

¿Cómo se distingue un 2002 Turbo del resto de la gama? Fácil, por las inscripciones de la carrocería, pero también por el spoiler trasero y los pasos de rueda sobredimensionados, con remaches, entre otros detalles. 

BMW 2002 Turbo, subasta en Silverstone Auctions

Entre otras curiosidades del coche, debemos destacar que logra una velocidad máxima de 210 km/h, lo que le convirtió en el BMW más rápido jamás producido hasta la época. Desafortunadamente, llegó justo en plena Crisis del Petróleo y, además, recibió la injusta fama de ser un coche peligroso. 

Por estos motivos, tan solo se produjeron 1.672 ejemplares entre 1973 y 1975. De todos ellos, solo se conservan alrededor de 500, así que esta unidad que se va a subastar merece mucho la pena. ¿Precio? Los expertos consideran que la puja podría rondar los 85.000 euros. Si te salen las cuentas, ¡a por él! 

Fuente: Silverstone Auctions