Los alumnos de la marca alemana han desarrollado dos 'one-off' del compacto, con 380 y 401 CV.

Si hay un evento anual donde Volkswagen sorprende siempre a prensa y aficionados, ese el Wörthersee. El año pasado, mostró el concept car Golf GTI TCR, que se convirtió hace unos meses en una serie limitada. Por su parte, en esta edición, ha exhibido dos 'one-off' del compacto bastante espectaculares.   

Galería: Volkswagen Golf GTI y Variant R 'one-off': Wörthersee 2019

Hablamos de los Golf GTI Aurora y Variant R FighteR, desarrollados por los alumnos de la compañía germana. El primero emplea el conocido motor turboalimentado 2.0 TSI, aunque potenciado a 380 CV, fuerza que se canaliza al eje delantero a través de la transmisión automática de doble embrague DSG, con siete velocidades. 

Este vehículo está pintado en el color Gris Nardo (¿te suena de Audi?), combinado con inserciones negras y verde menta. También sobresale por el sistema de sonido que incorpora, que suma 3.500 W. No disponemos de fotos del habitáculo, pero Volkswagen explica que se 'extrajeron' los asientos traseros y se modificó la consola central, para integrar pantallas más grandes. 

En cuanto al familiar FighteR, también ha recibido una dosis extra de potencia, al alcanzar los 401 CV, una cifra que hemos estado esperando durante mucho tiempo en un Golf R400 que, lamentablemente, nunca ha llegado.

Al igual que el Aurora, el bloque es el 2.0 TSI y la transmisión escogida es la DSG, pero disfruta del sistema de tracción total 4Motion, que actúa mediante un embrague multidisco de tipo Haldex. En comparación con el Variant R estándar, la carrocería suma 6,0 centímetros más de anchura, gracias a un kit específico.

VW Golf GTI Aurora
VW Golf Variant R 4Motion FighteR

Asimismo, incorpora luces auxiliares y una cámara con visión de 360 grados en el techo. La pintura elegida también es la Gris Nardo, pero combinada con Plata Crystal, Negro Piano y Rojo Misano.   

En el habitáculo, aparecen revestimientos de cuero y Alcantara, incluso en el maletero, y por supuesto un sistema de sonido casi digno de una discoteca. 

Una vez vistos los dos, ¿con cuál te quedarías? Lo sabemos, es una elección bastante difícil...