Actualmente, la firma japonesa ofrece nueve modelos con etiqueta Eco, incluyendo el nuevo Corolla.

Toyota fue una de las compañías pioneras en lanzarse al mundo de los coches híbridos, allá por el año 1997, con el primer Prius, que estuvo a la venta hasta 2003.

Una apuesta arriesgada en su momento, pero que ha dado grandes frutos. De hecho, si echamos un vistazo al ejercicio 2018, 59.886 de los 73.907 coches que vendieron en España equiparon esta tecnología electrificada, lo que supone algo más de un 80%.

Galería: Toyota Corolla 125H FEEL! 2019

Y la cosa no acaba aquí: el objetivo de la marca es llegar a la práctica totalidad, en el año 2022. Un objetivo para el que el Toyota Corolla 2019, ubicado en el popular segmento de los compactos, resulta una pieza fundamental.

Sin embargo, aunque la tecnología híbrida de Toyota está tremendamente extendida, y el conocimiento entre los conductores es bastante alto, no está de más recordar algunos de sus puntos clave.

Sobre todo, ahora que proliferan los modelos híbridos ligeros o 'mild hybrid', que adoptan una red eléctrica adicional de cara a obtener el distintivo ambiental Eco... pero que no pueden circular en modo 100% eléctrico.

Toyota Corolla 125H FEEL! 2019

¿Qué modelos híbridos ofrece Toyota?

Actualmente, son nueve: Yaris, Corolla, Corolla Touring Sports, Corolla Sedan, Camry (próximamente), C-HR, Prius, RAV4 y Prius+. Por tanto, desde el segmento de los utilitarios hasta el de los todocaminos, existe una opción híbrida para cada tipo de conductor.

De hecho, esa cualidad se le puede atribuir al propio Toyota Corolla 2019, que cuenta con tres carrocerías totalmente diferentes: la clásica de cinco puertas, la siempre práctica familiar y la elegante de tres volúmenes, que cumple las funciones de una berlina.

Toyota Corolla 125H FEEL! 2019

¿Cómo funciona el sistema híbrido de Toyota?

En líneas generales, para simplificar la explicación técnica, podemos decir que Toyota comercializa modelos híbridos en paralelo. ¿Qué significa esto? Básicamente, que el sistema puede funcionar solo con el motor de gasolina, solo con el motor eléctrico o con ambos trabajando en conjunto.

Ahora bien, existiendo en la gama opciones tan diversas como un Yaris, un Camry o un RAV4, es lógico que haya distintas variaciones en el sistema. De hecho, para adaptarse a todas las necesidades, el rango de potencia comienza en los 100 CV y acaba en los 222.

Centrándonos en el caso del Corolla, el sistema se desdobla en dos variantes, con 122 y 180 CV de potencia, que declaran un consumo medio oficial de 4,3 y 4,6 litros cada 100 kilómetros, respectivamente.

Otro buen ejemplo de la versatilidad del sistema es que existen modelos, como el RAV4 o el Prius, que pueden contar con tracción total i-AWD, gracias a la incorporación que de una segunda unidad eléctrica.

Toyota Corolla 125H FEEL! 2019

En el plano técnico, el esquema de propulsión queda compuesto por los siguientes elementos: un motor térmico, una unidad de control de la energía, una batería de alto voltaje, un inversor, un motor eléctrico, una transmisión (de engranajes planetarios), un generador, un sistema de frenado regenerativo, una batería auxiliar y un cableado de alta tensión.

Esta enumeración, que parece demasiado compleja, se queda en nada cuando uno se pone al volante, ya que el sistema gestiona automáticamente su funcionamiento, para obtener la mayor eficiencia en cada momento.

Por tanto, lo único que tiene que hacer el conductor es poner el coche en marcha y disfrutar de la conducción, gestionando el acelerador, el freno y la dirección, ya que la transmisión e-CVT funciona como cualquier otro cambio automático.

Tecnología Toyota Full Hybrid

¿Qué es un vehículo 'mild hybrid'?

Acorde a su ficha técnica, este tipo de coche es un vehículo híbrido. De no ser así, no dispondría de etiqueta Eco. No obstante, en realidad, poco tiene que ver con un 'full hybrid' como los de Toyota. 

Aunque cada marca apuesta por una solución distinta, básicamente, los modelos 'mild hybrid' optan por una red eléctrica auxiliar, de entre 12 y 48 V, encargada de alimentar a un motor de arranque-generador, que apoya al bloque de combustión. En los modelos más avanzados, también se encarga de alimentar un compresor eléctrico.

Por tanto, la diferencia frente a un híbrido convencional salta a la vista: no hay un motor eléctrico como tal y, por tanto, no hay conducción 100% eléctrica. Además, su influencia en términos de eficiencia no es tan elevada, ya que la reducción de consumo apenas es de unas décimas.

Toyota Corolla 125H FEEL! 2019
Toyota Corolla 125H FEEL! 2019

¿Qué ventajas tienen los híbridos de Toyota?

  • Obtención de la etiqueta ambiental Eco, que le permite circular libremente ante cualquier tipo de restricciones.
  • Posibilidad de cargar las baterías en marcha, sin necesidad de una toma de recarga física.
  • Ventajas fiscales, como exención en el pago del impuesto de matriculación y rebaja en el pago de áreas de estacionamiento limitado y del impuesto de circulación en algunas ciudades.
  • Uso de carriles reservados a vehículos de alta ocupación (VAO/Bus-VAO). 
  • Economía de uso superior, con una reducción del gasto de combustible de hasta el 40%.
  • Mayor eficiencia, gracias al aporte del motor eléctrico.
  • El menor consumo del sistema híbrido se traduce en una mayor autonomía.
  • Menores emisiones de dióxido de carbono (CO2) y óxidos de nitrógeno (NOx).
  • Modo 100% eléctrico con dos o tres kilómetros de autonomía.
  • Posibilidad de circular en modo eléctrico en carretera, entre 50 y 120 km/h.
  • Mayor suavidad de marcha y conducción fluida, lo que se traduce en menos tensión al volante.
  • Sistema de propulsión híbrido menos sensible a las condiciones ambientales.
  • Esquema mecánico con menos componentes y menor desgaste, lo que se traduce en gastos de mantenimiento reducidos.
Toyota Corolla 125H FEEL! 2019

Algunos datos interesantes sobre la batería:

Como ya hemos mencionado, no se recarga mediante cables y un punto físico, sino que se hace durante la conducción, en las fases de deceleración y frenado y gracias a la energía 'sobrante' del motor de combustión.

Al ser realmente compacta, puede ubicarse bajo los asientos, sin restar espacio al maletero. Otro aspecto importante es que no necesita mantenimiento y que cuenta con un sistema de refrigeración propio.

Si aún te queda alguna duda, diremos que su duración abarca toda la vida útil del vehículo, que la tecnología no ha parado de probarse y desarrollarse desde 1997 y que ya se han vendido más de 10 millones de Toyota híbridos en todo el mundo.

Toyota Corolla 125H FEEL! 2019
Toyota Corolla 125H FEEL! 2019
Toyota Corolla 125H FEEL! 2019

¿Cuánto cuesta un 'full hybrid' de Toyota?

Como mencionábamos más arriba, hay opciones para todos los gustos que arrancan en los 19.800 euros del Yaris 100H y se convierten en 16.900, al aplicar el correspondiente descuento, o en 150 euros al mes, con la financiación ofrecida por la marca. Este producto, que se conoce como Pay Per Drive, permite cambiar de coche, mantenerlo o devolverlo al finalizar el contrato.

En el caso del Corolla, en su variante de cinco puertas, los precios parten de los 25.450 euros, que se reducen hasta los 20.850, al aplicar la promoción vigente, o los 200 euros al mes, al financiar con Pay Per Drive.