Este coche supuso un fantástico homenaje al Ur-Quattro, por su 30º aniversario.

Nombre: Audi quattro Concept

Estreno: salón de París de 2010

Datos: longitud: 4,28 metros; anchura: 1,86 metros; altura: 1,33 metros. Distancia entre ejes: 2,60 metros. Motor: gasolina TFSI, turboalimentado, de cinco cilindros, con 408 CV de potencia.

A las grandes corporaciones les gusta recordar sus vehículos icónicos. Basta pensar en el Volkswagen New Beetle, por poner un ejemplo claro. Audi también se subió a este tren en 2010. Ese año, el quattro Concept hizo su debut en el salón de París.

Huelga decir que este coche homenajeó al Sport Quattro de 1984, la versión más deportiva del mítico modelo germano, que alcanzaba los 306 CV de potencia. 

Galería: Audi quattro Concept 2010

Para desarrollar este ejercicio de estilo, se tomó como base el RS 5 Coupé. En comparación con este coupé de cuatro plazas, los ingenieros de Audi acortaron la distancia entre ejes en 150 milímetros y, al mismo tiempo, redujeron la altura en unos 40 milímetros. Eso sí, a diferencia de su antecesor de 1984, el concept car de 2010 era un biplaza.

La carrocería, muy modificada, estaba compuesta principalmente de aluminio, aunque para el capó y el portón trasero se utilizó fibra de carbono. El resultado fue un conjunto de tan solo 1.300 kilos, lo que le puso a la altura del Sport Quattro.

En lugar del motor de ocho cilindros, el Audi quattro Concept optó por un bloque TFSI de cinco en línea, con 2,5 litros, procedente del TT RS. Esta mecánica, montada longitudinalmente y asociada a un cambio manual de seis velocidades, proporcionaba 408 CV. Con esta dupla, el prototipo aceleraba de 0 a 100 km/h en tan solo 3,9 segundos. 

Galería: Audi Quattro

Tal y como indicaba su nombre, el Audi quattro Concept disfrutaba de la última evolución del sistema de tracción total de la casa. En esencia, poseía un diferencial central, compacto y ligero, capaz de variar ampliamente la distribución del par entre los dos ejes del vehículo.

Desafortunadamente, este bonito concept car nunca llegó a producirse en serie, pero supuso un interesante anticipo del Audi TT RS, con el motor 2.5 TFSI de cinco cilindros y 400 CV, lanzado en 2016.