Este modelo podría ser el sustituto natural del BMW i3... en 2024.

Sin fibra de carbono en la plataforma y con un precio de partida inferior a los 30.000 euros. Este podría ser el resumen rápido, a modo de titular, de lo que se espera del futurible BMW i2, un coche con sistema de propulsión eléctrica que guarda algunas incógnitas todavía.

La información llega de la revista German Manager Magazine, según cuentan nuestros compañeros de Inside EVs, especializados en vehículos 'cero emisiones'.

Galería: BMW i3 e i3S 2018 actualizados

La publicación teutona afirma que Klaus Fröhlich, miembro de la división de Desarrollo del Consejo de Administración de BMW AG, ha insinuado la llegada de este nuevo modelo eléctrico, que bien podría ser el denominado BMW i2 o i1 y convertirse en la variante de acceso de la gama electrificada de la firma.

La fecha de lanzamiento se estima en el año 2024 y, aunque seguirá una línea de diseño similar a la del BMW i3, en este caso se recurrirá a una nueva plataforma que no utilizará la fibra de carbono en su construcción. Por este motivo, será posible reducir el coste del nuevo modelo, que tendrá una apariencia de coupé con cuatro puertas o de pequeño sedán.

Este eléctrico forma parte de los planes de lanzamiento de BMW Group, que espera tener 25 nuevos modelos, entre híbridos y eléctricos puros, antes de que finalice el año 2025.

De todos esos automóviles, 12 de ellos serán coches 100% eléctricos, de los que se han confirmado el MINI Electric para 2019, el BMW IX3 en 2020 y los BMW i4 e iNEXT, con 2021 como fecha de lanzamiento.

Para todo ello, se trabaja en el desarrollo de nuevas plataformas modulares y flexibles que se puedan adaptar a vehículos de los diversos sistema de propulsión existentes o por venir.

En este futuro electrificado de BMW, no hay que dejar pasar la cooperación con el Grupo Daimler, lo que supondrá un importante ahorro de costes, en lo referido a componentes para movilidad ecológica.