Las inserciones exteriores de color azul señalan las zonas más avanzadas del coche, desde el punto de vista aerodinámico.

Hoy volvemos a demostrar que un superdeportivo descapotable de matrícula de honor puede mejorarse. El departamento MSO (McLaren Special Operations) de la firma británica ha elegido al 720S Spider como 'conejillo de Indias' y el resultado es este espectacular 'one-off' que protagoniza el artículo. 

Lo primero que destaca del vehículo son las inserciones de color azul en la carrocería. Están situadas en las áreas más trabajadas desde el punto de vista aerodinámico, aquellas que son clave para que el aire fluya sobre el automóvil, creando la menor resistencia posible. 

"Este es un coche que realmente combina la belleza con la ciencia de la aerodinámica", aseguró Darryl Scriven, máximo responsable de Diseño de MSO. 

Si observas detenidamente esos toques, no son estrictamente azules, sino que están compuestos por los azules Cerúleo y Burton, así como por el negro Abismo. Los especialistas de MSO pasaron más de 260 horas aplicando la pintura, para crear las hermosas transiciones que pueden observarse en la carrocería. Las llantas de aleación, con un diseño de diez radios, son exclusivas y están acabadas en negro brillante. 

En el habitáculo, la elección cromática se denomina Burton Blue Alcantara y genera un interesante contraste con los materiales oscuros y la fibra de carbono. La inscripción MSO se aplica en los reposacabezas, el pedal del acelerador, la placa personalizada y las alfombrillas. Incluso la llave recibe un tratamiento personalizado, con los tres colores del coche. 

McLaren 720S Spider by MSO

El motor continúa siendo el bloque 4.0 V8, biturbo, que desarrolla una potencia de 720 CV y 770 Nm de par máximo, vinculado a la transmisión automática de doble embrague SSG, con siete velocidades. Con esta dupla, el coche acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y alcanza los 341 km/h de velocidad máxima (325, si se viaja descapotado).

El McLaren 720S Spider by MSO, presente en el salón de Ginebra, demuestra el buen hacer del departamento de personalización de la marca británica. Sin duda, es un excelente ejemplo para aquellos clientes que quieran un McLaren lo más especial posible... sin que les importe el precio a pagar.