Nacido como un gran turismo eléctrico, este prototipo, que toma el nombre del genio italiano, podría pasar a la producción casi sin esfuerzo.

Si eres fiel seguidor de la página, seguramente, recordarás el teaser que Italdesign lanzó hace unos días, adelantando este nuevo prototipo. En él, se apreciaba un fondo que replicaba un pergamino, con texto e imágenes de corte renacentista. Sin duda, toda una pista para acertar el nombre del futuro gran turismo...

Sí, Italdesign DaVinci. Así se llama la 'atracción' de la firma italiana en el salón de Ginebra 2019, que además de adelantar un más que posible coche eléctrico de producción, también rinde homenaje a Leonardo Da Vinci, en el 500 aniversario del legendario artista e inventor.

Y, aunque somos conscientes de que se trata de un concept car, nos encantaría verlo rodando por la calle. Algo que, según la propia marca, sería técnicamente sencillo. De hecho, su esquema técnico no es demasiado complicado: un motor eléctrico, encargado de mover cada eje, y una batería de gran capacidad, colocada en la posición más baja posible, para favorecer el reducido centro de gravedad del conjunto.

Italdesign DaVinci 2019: asomándose a la producción

En cualquier caso, la compañía da a entender que se trata de un proyecto modular, por lo que podría ser compatible con otros esquemas de propulsión. Algo que demuestra la unidad expuesta en Ginebra, que cuenta con un motor 4.0 V8 de combustión (imaginamos que procedente del Grupo Volkswagen, al que pertenece la firma transalpina).

Pero si hay algo que Italdesign maneja como nadie, es el diseño. Y basta con echarle un vistazo al DaVinci para darse cuenta: el perfil es elegante, los trazos del frontal resultan muy personales, cuenta con la clásica cola 'truncada' de todo buen GT... y, encima, equipa unas espectaculares puertas de tipo alas de gaviota. 

Otro detalle que resulta llamativo es que luzca los nuevos neumáticos Pirelli P Zero Elect, creados en exclusiva para modelos electrificados, o que el diseño del habitáculo sea el propio de un coche de producción. ¿Será una buena señal para el futuro?