Cuenta con una mecánica eléctrica de autonomía extendida, con 340 CV de potencia.

Uno de grandes atractivos de los salones del automóvil son los prototipos que anticipan cómo serán automóviles del futuro. Dentro de este grupo se encuadra el Nissan IMQ 2019, un SUV que anticipa el diseño y la tecnología presentes en la futura generación de todocaminos de Nissan

Nissan IMQ: un diseño anguloso

Con una longitud de 4,56 metros, el Nissan IMQ se encuadraría en la categoría de los SUV compactos, de modo que muchos de sus rasgos estéticos son un adelanto de los futuros Juke y Qashqai

De un primer vistazo, podemos apreciar un frontal muy poderoso, que ahora cuenta con una parrilla frontal V-Motion más sutil, pero que añade unas aristas muy marcadas en los extremos de la carrocería. Por supuesto, tampoco faltan elementos como unas luces de conducción diurna con tecnología de tipo LED, un techo panorámico con una caída muy acentuada o unos pasos de rueda bastante marcados.

Nissan IMQ Concept

En cualquier caso, lo realmente interesante es que su carrocería de tres puertas podría ser la de un modelo de producción, si incorporase unos retrovisores y unos tiradores convencionales, unos paragolpes ligeramente modificados y unas llantas de menores dimensiones.

Por lo demás, en el habitáculo todos los elementos están enfocados al conductor. Prueba de ello es la pantalla de 33,0 pulgadas, que hace las veces de instrumentación. Cuando se apaga se vuelve totalmente negra, mientras que al encender, ofrece información acerca del sistema e-Power y el vehículo.

'

Nissan IMQ: electrificado y tecnológico

Para impulsarse, el Nissan IMQ recurre al sistema de propulsión e-POWER, similar al que ya incorporan los Nissan Note y Serena comercializados en el mercado japonés. De esta forma, el Nissan IMQ es un automóvil eléctrico de autonomía extendida, que integra un motor de gasolina, de 1,5 litros de cilindrada, que actúa como generador para recargar la batería encargada de alimentar a los motores eléctricos. ¿El resultado? Un todocamino dotado de tracción total, con 340 CV de potencia y 700 Nm de par máximo. 

Galería: Nissan en el Salón de Ginebra 2019

Por lo demás, este Nissan incorpora un sistema de conducción totalmente autónoma, una evolución del conocido Nissan ProPILOT, además de adoptar la tecnología Invisible-to-Visible de Nissan, un sistema de realidad aumentada en 3D, "que combina el mundo real con el virtual para mejorar la experiencia de conducción".