¡Merece una cerrada ovación!

Mat Watson, periodista especializado de Carwow, no dudó en poner en apuros a Sally, su querida madre, a sus espléndidos 70 años. ¿Cómo? Enseñándola a 'driftear' a los mandos de un BMW M4 Competition, con 450 CV. Desde luego, ten hijos para esto...

No obstante, la señora es todo un ejemplo de vitalidad y valentía, al atreverse a afrontar este reto. Primero, Matt le dio unas nociones a los mandos de un M2 Competition. Posteriormente, Sally recibió formación de Sam, un instructor profesional en este tipo de maniobras. Por último, la venerable madre (me niego a llamarle anciana) se colocó frente al volante del M4. 

Como puedes ver en la grabación, a pesar de su temor inicial en el asiento del copiloto, Sally mostró unas actitudes más que brillantes cuando le tocó lidiar con el deportivo alemán de propulsión trasera. Sin duda, aprendió con una rapidez sorprendente y, después de algo de práctica, incluso se vislumbraba una sonrisa en su cara.  

La grabación finaliza con Sally demostrando a su hijo, sentado en los asientos posteriores, lo bien que se maneja a la hora de realizar donuts. A partir de ahora, a ver quién tiene que aprender de quién...

Galería: BMW M4 CS 2018

No está de más recordar que el BMW M4 Competition cuenta con un motor de 3,0 litros y seis cilindros en línea, dotado de dos turbocompresores, que entrega 450 CV a 7.000 rpm y 550 Nm entre 1.850 y 5.500 vueltas. La fuerza mecánica se canaliza a las ruedas traseras a través de la transmisión automática de doble embrague M DKG, con siete velocidades.

El coupé alemán alcanza los 280 km/h de velocidad punta y acelera de 0 a 100 en 4,0 segundos. A pesar de estos registros contundentes, Sally puede presumir de que este coche no tiene secretos para ella...

Fuente: Carwow, vía YouTube