El proyecto Omega podría generar un futuro rival para el Aston Martin Valkyrie.

Con el objetivo de "compartir investigación y desarrollo en nuevas tecnologías de propulsión", Lotus y Williams Advanced Engineering acaban de rubricar una alianza, de la que no se conocen más detalles concretos. ¿Desarrollarán conjuntamente un hiperdeportivo eléctrico? Eso es, al menos, lo que se comenta en diversos medios de comunicación.

Uno de ellos, el británico Autocar, afirma que la firma afincada en Hethel está comenzando a desarrollar este vehículo de altas prestaciones, en un proyecto con el nombre interno de Omega. Por supuesto, este modelo luciría una estética cercana a la de otros Lotus y también sería lo más ligero posible, como norma de la casa. 

Williams aportaría sus conocimientos en sistemas híbridos y eléctricos, así como en baterías. El resultado sería un futuro rival del Aston Martin Valkyrie, con al menos dos propulsores eléctricos, tracción a las cuatro ruedas y una autonomía que superaría los 400 kilómetros. Autocar señala que, como mínimo, faltan dos años para finalizar el vehículo.

Galería: Lotus Exige Sport 410 2018

Lotus del futuro, ¿electrificados?

El acuerdo entre ambas compañías también podría traer módulos híbridos enchufables para los nuevos Lotus. De este modo, se lograría aumentar la potencia y las prestaciones de los deportivos, sin incrementar los consumos ni las emisiones contaminantes. 

Veremos qué hay de cierto en todo esto, pero toca esperar, porque las declaraciones de Phil Popham, CEO de Lotus, no dan luz sobre estos posibles proyectos: "La aplicación de sistemas de propulsión avanzados puede proporcionar numerosas soluciones interesantes en múltiples tipos de vehículos". 

Lotus Exige Cup 430 Type 25

"Nuestras experiencias combinadas y complementarias hacen una combinación muy convincente de talento de ingeniería, capacidad técnica y espíritu pionero británico", añadió el directivo. 

Desde luego, la adquisición de Lotus por parte de la multinacional china Geely supuso una inyección de fuerza para la marca británica, que mira al futuro con optimismo... y parece que también con recursos ecológicos.

Fuente: Autocar