En su hoja de servicio, aparecen las 24 Horas de Le Mans del año 1995.

Al igual que el Ferrari F40 de calle se inspiró en el Ferrari 288 GTO, el Ferrari F40 LM de competición se desarrolló sobre la base del 288 GTO Evoluzione, un modelo de rallies que se creó para competir en el Grupo B, del Campeonato del Mundo de Rallies... aunque nunca lo hiciera. 

Si su historia no te suena, te diremos que jamás llegó a correr, tras la desaparición de ese tipo de coches, demasiado peligrosos para la FIA, sentenciados tras el accidente mortal de Henri Toivonen y Sergio Cresto.

Parte del programa del 288 GTO Evoluzione se 'recicló' en el Ferrari F40 LM, un automóvil absolutamente bestial, que superaba los 700 CV de potencia, al tiempo que apenas declaraba 1.050 kilos en la báscula. De ahí que, la subasta de uno de estos ejemplares, el próximo mes de febrero, haya atraído nuestra atención.

Un modelo que compitió en Le Mans

En un evento organizado en París, por RM Sotheby's, se subastará la unidad con número de chasis 74045, que corresponde a un modelo de preproducción, que se vendió al piloto René Herzog, en 1992.

Su propietario lo envió, directamente, a Michelotto Automobili, uno de los principales preparadores autorizados de Ferrari, para adaptarlo a las especificaciones LM. Tres años y dos propietarios más tarde, acabó siendo propiedad de Stéphane Ratel, quien lo inscribió en el Campeonato Europeo de GT de 1995.

Ferrari F40 LM, Le Mans 1995  (RM Sotheby's)

Conducido por Michel Ferté y Olivier Thévenin, tuvo un arranque de temporada complicado, con cuatro abandonos consecutivos.

Eso sí, el panorama comenzó a mejorar, de cara a las 24 Horas de Le Mans. Allí, con su característica pintura azul y el patrocino de Pilot, consiguió alcanzar el quinto puesto, en las primeras sesiones de entrenamientos de la prueba francesa. 

Ferrari F40 LM, Le Mans 1995  (RM Sotheby's)

Con el equipo completado con el español Carlos Palau, el F40 LM se clasificó en séptimo lugar durante los entrenamientos oficiales, siendo segundo entre los GT1, donde luchaba con los McLaren F1 GTR. En carrera, solo pudo finalizar en duodécimo puesto, siendo sexto en su clase. 

Tras la carrera, pasó por las manos de distintos propietarios, hasta llegar al actual, que lo adquirió en 2008. Ahora, lo pone a la venta, tras una exhaustiva revisión mecánica y luciendo la decoración exacta de su última carrera, en Nogaro, en 1996, donde acabó en tercera posición.

Solo queda saber cuál será su precio final. El próximo 6 de febrero, saldremos de dudas.

Galería: Ferrari F40 (Supergalería)