El modelo alemán le ha quitado la corona al Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio, que también presume de 510 CV.

En los últimos tiempos, Mercedes-Benz se ha propuesto batir varios récords en Nürburgring-Nordschleife. Si recuerdas, hace unas semanas, se produjo una polémica con Jaguar por el mejor registro entre las berlinas... algo que no quedó resuelto, debido a la falta de oficialidad de estas plusmarcas. Pero hoy, la marca alemana sí puede presumir de tener el SUV más rápido en el 'Infierno Verde'.

¿De qué modelo se trata? Del Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC, dotado de un motor 4.0 V8, biturbo, con 510 CV. Curiosamente, es la misma cifra de potencia que el anterior 'rey', el Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio, que extrae esa caballería de un propulsor 2.9 V6, también con dos turbocompresores.   

El todocamino italiano logró un tiempo de 7'51"7 en 2017, mientras que, hace un mes, el modelo alemán detuvo el cronómetro en 7'49"3; es decir, superó a su rival transalpino en algo más de 2,0 segundos. A los mandos del todocamino estuvo Markus Hofbauer, ingeniero de Desarrollo de Mercedes-AMG. 

Con las prestaciones oficiales en la mano, el par motor del GLC es de 700 Nm, 100 más que el del Stelvio. Desconocemos si este pequeño detalle ha sido clave a la hora de lograr el mejor registro, pero ha podido suponer una ayuda adicional, sobre todo, a la hora de recuperar velocidad tras las curvas más lentas. 

Galería: Mercedes-AMG GLC 63 S y GLC 63 S Coupé 2017

¿Cuánto tiempo mantendrá el cetro el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC? Si Lamborghini pone en liza el Urus y Porsche el futuro Cayenne Turbo S E-Hybrid, el reinado podría estar en peligro en muy poco tiempo. En cualquier caso, demos tiempo al tiempo para ver si estas marcas se animan a batir el registro. 

Antes de finalizar, queremos dejar una pregunta en el aire. ¿Intentará batir Mercedes-AMG el récord absoluto de la pista con el ONE? Porsche mirará con atención cualquier movimiento al respecto...