La firma barcelonesa ha ofrecido más detalles sobre el nuevo modelo.

Como os contamos hace algunos meses, una de las firmas históricas del mundo de la automoción, Hispano Suiza, está de vuelta. Y, poco a poco, vamos conociendo más detalles sobre el nuevo modelo de la firma, nacida en Barcelona, en el año 1904.

Hasta ahora, conocíamos un hecho relevante: el legendario fabricante de coches de lujo y motores aeronáuticos tenía pensado presentar un deportivo en el próximo salón de Ginebra. Pero no uno cualquiera, sino uno 100% eléctrico

Por el momento, solo había dado a conocer un teaser, que con la ayuda de Photoshop, aclaramos un poco, para observar mejor los detalles.

Hispano-Suiza Teaser
Hispano-Suiza Teaser Lightened

Sin embargo, ahora hemos conocido su nombre: Carmen. ¿De dónde viene su inspiración? De Carmen Mateu, nieta del fundador de Hispano Suiza.

A juzgar por la forma que presenta, el nuevo Hispano Suiza pone un mayor énfasis en el apartado deportivo que en el de sus primeros modelos de lujo. Aparentemente, son tres los arcos que marcan su naturaleza: en el capó, el habitáculo y la zona trasera. Bajo la carrocería, se esconde un chasis monocasco, fabricado a mano, en fibra de carbono.

Además, según las palabras de la propia marca, "es la máxima expresión de un diseño de inspiración clásica, tecnología de última generación, una extraordinaria potencia y un dinamismo concebido por expertos". Todo, en un coche que se diseñará, desarrollará y fabricará, artesanalmente, en Barcelona.

Vuelta a los orígenes eléctricos de Hispano Suiza

Miguel Suqué Mateu, bisnieto del fundador de Hispano Suiza, es el actual presidente de la firma. "Ya en 1900, en los orígenes de Hispano Suiza, se construyó el primer automóvil eléctrico en el mundo, un prototipo que no llegó a fabricarse de forma industrial", comenta.

"Transcurridos 119 años, en marzo de 2019, en Hispano Suiza tendremos nuestro primer automóvil 100% eléctrico, de altas prestaciones y fabricado en Barcelona, cumpliendo también el sueño de mi bisabuelo", afirma.

Volviendo al Carmen, está inspirado en el Dubonnet Xenia, un modelo del año 1938, aunque con un sistema de propulsión eléctrico, desarrollado por QEV Technologies.

Hispano Suiza Granturismo

Pero no es el primer intento de la firma por volver a la vida. En 2010, Hispano Suiza presentó un modelo deportivo (justo en la foto superior), que usaba como base un Audi R8 y adoptaba una carrocería específica de fibra de carbono. Ajustes que permitieron a este modelo ser unos 30 kilos más ligero que el R8 V10, al tiempo que la potencia y el par máximo ascendían hasta los 740 CV y 700 Nm, respectivamente. 

Con esos datos, no es de extrañar que alcanzara los 340 km/h y que acelerara de 0 a 100 en solo 3,4 segundos. Tampoco, que su precio fuera de unos 700.000 euros. Eso sí, desconocemos cuántas unidades se llegaron a vender. 

Ahora, toca ser pacientes y aguantar unas semanas, hasta el salón de Ginebra 2019, para ver con qué nos sorprende el fabricante barcelonés.

Galería: Hispano Suiza Granturismo