Estas fotos espía, tomadas en Nürburgring, confirman que el M2 Competition no será el Serie 2 más potente y exclusivo.

Un M2 es la bomba; un M2 Competition, la repera. ¿Y un BMW CS/CSL 2019? Ponle tú mismo el adjetivo, porque a mí me sale una palabra malsonante. Lo importante no es el calificativo, sino tener la certeza de que está al caer una nueva versión tope de gama. Así queda patente con estas fotos espía, tomadas en el circuito de Nürburgring. 

La verdad es que cuesta diferenciar este coche de la variante Competition, pero algunos componentes parecen específicos. Por ejemplo, los discos de freno, ensamblados en material carbocerámico, o las pinzas, más grandes y de color dorado. También debemos mencionar las llantas de aleación de color negro, montadas en neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2. 

Además, algunas piezas de la carrocería quedan ocultas por tiras blancas, lo que significa que se estrenan en este vehículo, como el splitter delantero.  

Si nos fijamos en la zaga, veremos que el equipo de frenos también es más potente en las ruedas traseras. Asimismo, observamos cómo el spoiler de la tapa del maletero es más grande y está oculto con cinta del color de la carrocería para ocultarlo. 

El BMW M2 CS/CSL 2019 logrará reducir su peso en aproximadamente 60 kilos, respecto al M2 Competition, que se queda en 1.632 kilos, con el cambio manual de seis velocidades, y en 1.658, con la transmisión automática de doble embrague M DCT, de siete marchas.

Fotos espía BMW M2 CS/CSL 2019
Fotos espía BMW M2 CS/CSL 2019

Además, previsiblemente, el motor de gasolina biturbo, con 3,0 litros y seis cilindros en línea, generará más de 410 CV y 550 Nm de par. Después de conocer todas estas mejoras, lo único que deseamos es que BMW presente el M2 CS/CSL 2019 cuanto antes. Seguro que tú también tienes esa misma opinión... 

Fuentes: Automedia y CarPix

Galería: BMW M2 CS/CSL 2019: fotos espía