Estos dos modelos, construidos como una edición especial, son los encargados de estrenar la nueva familia Icona de Ferrari.

Ya podemos dar la bienvenida, oficialmente, a las dos últimas creaciones de la firma de Maranello. Se llaman Ferrari Monza SP1 y SP2 y son los encargados de inaugurar un nuevo concepto de ediciones especiales que la marca ha dado a conocer como Icona. 

Obviamente, ambos superdeportivos llaman la atención por su inspiración clásica, que nos transporta hasta los velocistas de la marca de finales de los años 40 y de la década de los 50, como los 166 MM, 750 Monza y 860 Monza. Sin embargo, en ellos hay algo más que una evocadora imagen vintage...

Otras noticias sobre Ferrari

Ferrari Monza SP1 y SP2: ante todo, prestacionales

Por supuesto, ambos modelos son rápidos. De hecho, Ferrari afirma que ofrecen la relación peso-potencia propia de la mejor de las 'barchettas'. Algo para lo que, por ejemplo, no se ha escatimado en el empleo de fibra de carbono.

Sin embargo, bajo el capó también cuenta con el motor de combustión más potente que jamás haya fabricado la marca. Estamos hablando del 6.5 V12 atmosférico, optimizado hasta los 810 CV de potencia. De este modo, no es de extrañar que consigan acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos... y de 0 a 200 en 7,9.

Además, se anuncia una velocidad máxima superior a los 300 km/h, que podría no asustar, si no fuera por el hecho de que carecen de techo y parabrisas. Así las cosas, creemos que conducirlos debe de ser lo más parecido a ponerse al volante de un Fórmula 1 previo a la era del Halo.

Ferrari Monza SP1 y SP2

Con base 812 Superfast

Aunque ambos modelos se inspiran en el Ferrari 812 Superfast, el SP1 Monza tiene una peculiaridad: solo ofrece un asiento. De este modo, si quieres viajar con un pasajero, tendrás que hacerlo en el SP2 Monza.

El conjunto se remata con unas pequeñas puertas de apertura vertical y unas comodidades interiores bastante escuetas. Algo comprensible, dado que emplearlo para ir a trabajar o para dar un paseo sería darles un uso erróneo... Más bien, los circuitos de velocidad serían el entorno adecuado para estos dos 'Cavallinos'. Ahora bien, sabiendo que marcan el inicio de una nueva serie especial, parece que lo más probable es que se conviertan en piezas de museo.

Datos como los precios o el número de unidades que se planean producir aún no han sido comunicados, aunque la marca ha afirmado que están dirigidos "a los mejores clientes y coleccionistas". Por tanto, todo hace indicar que serán escasos... y muy caros.

Galería: Ferrari Monza SP1 y SP2 en el salón de París 2018