Este nivel, ya disponible, se sitúa por encima del conocido Advantage.

La familia del BMW X2 2018 acaba de crecer con la inclusión del nuevo acabado Impulse, que se sitúa entre el nivel Advantage y los acabados deportivos M Sport y M Sport X. Por 3.800 euros adicionales, el X2 Impulse disfruta de un amplio equipamiento de serie: llantas de aleación de 18 pulgadas, asientos deportivos delanteros, línea exterior BMW Individual Aluminio Satinado, molduras interiores en negro intenso y guarnecido del techo en antracita. 

A toda esta dotación de fábrica, hay que sumar faros con tecnología de tipo LED, control de velocidad de crucero, apertura y cierre eléctricos del portón, y sensores de aparcamiento traseros. El BMW X2 Impulse 2018 ya puede escogerse a la hora de configurar el vehículo, tanto en la página web oficial como en el concesionario. 

Analizamos en detalle el BMW X2 2018:

En nuestra videoprueba del X2, quedamos gratamente sorprendidos de su tacto dinámico. En comparación con el X1, se muestra más ágil y efectivo a la hora de abordar todo tipo de curvas. Incluso en las más lentas, el coche transmite sensaciones propias de un buen compacto, sin que la puesta a punto de la suspensión suponga una importante merma en el confort. 

Gracias al control dinámico de la conducción Driving Experience Control, el conductor puede experimentar desde una conducción ecológica, pasando por otra sosegada y una última de tintes deportivos. ¿Cómo? A través de los programas ECO PRO, Comfort y Sport. 

BMW X2 Impulse 2018

La gama mecánica del BMW X2 2018 comprende dos motores de gasolina y otros tantos de ciclo diésel, todos turboalimentados. Las potencias oscilan entre los 140 y los 192 CV. El precio de acceso al coche se sitúa en 35.100 euros. Tras su llegada, solo nos queda por descubrir el X7 para que la espectacular gama SUV de la firma de Múnich quede completa. 

Galería: BMW X2 Impulse 2018