Con un peso y unas dimensiones reducidas es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en 3,5 segundos.

Si en una conversación amigos alguien pregunta sobre fabricantes de automóviles italiano que conozcamos, seguro que surgen nombres como Ferrari, Lamborghini, Maserati o Alfa Romeo. Por regla general, los vehículos que fabrican estas marcas equipan poderosas mecánicas térmicas o, últimamente, con tecnología híbrida. Estos poderosos propulsores les permiten homologar velocidades máximas al alcance de unos pocos elegidos. Sin embargo, una empresa artesanal italiana sigue unos parámetros diametralmente opuestos, siendo el Spice-X el primer ejemplo de esta teoría.

Spice-X

La compañía ubicada en Piamonte, Italia, quiere apostar por la construcción de un vehículo de propulsión eléctrica, lo más ligero posible, recurriendo a materiales resistentes pero asequibles, para reducir al máximo los costes de producción. En resumen, su pretensión es fabricar un modelo de competición al alcance de todos los bolsillos.

También te podría interesar:

Y estas son las primeras imágenes del Spice-X SX1. Diseñado por Fabrizio Pepe, de la empresa Mastery Design, el Spice-X es excepcionalmente pequeño, ya que mide 3,82 metros de longitud por 1,69 metros de anchura (para que te hagas una idea, es lo que mide un MINI con carrocería de tres puertas). Además, También sabemos que los materiales empleados en su construcción son tan ligeros, que el peso del Spice-X es de solo 600 kilogramos. Este dato convierte al Spice-X SX1 en uno de los vehículos eléctricos más ligeros de la actualidad. En cierto modo, nos recuerda vagamente a un Lotus.

Spice-X

Por el momento, desconocemos las especificaciones definitivas del Spice-X. Sin embargo, nuestros compañeros de Motor1.com Italia disponen de algunos detalles sobre el vehículo. Además del tamaño reducido del mismo, sabemos que solo dispone de un asiento. Asimismo, el Spice-X está impulsado por dos motores eléctricos para cada una de las ruedas traseras. En conjunto, ambos motores pueden desarrollar 40 CV de potencia cada uno, lo que permite que el Spice-X alcance una velocidad máxima de 160 km/h o 210 km/h, dependiendo de la versión. El par motor también oscila entre los 160 Nm o los 400 Nm, dependiendo de los dos paquetes de baterías disponibles. Para que te hagas una idea del poder de aceleración del vehículo italiano, la versión limitada a 160 km/h es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en solo 3,8 segundos; la más poderosa reduce ese tiempo hasta los 3,5 segundos.

A falta de conocer las prestaciones definitivas oficiales, así como el precio de venta, la promesa por parte del fabricante de no utilizar materiales extremadamente costosos para la fabricación, nos permite 'soñar' con un modelo de competición eléctrico para todos los bolsillos. Veremos si finalmente se consolida el proyecto del fabricante italiano.

Gallery: Spice-X