Con 725 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos.

Tras varias fotos espía rodando en el circuito de Nürburgring, Aston Martin ya ha dado a conocer su modelo estrella: el DBS Superleggera 2019, con el que la compañía resucita dos de sus denominaciones históricas. A fin de cuentas, con este deportivo, la marca británica pretende dar un salto en prestaciones respecto al DB11 y "ofrecer una experiencia de conducción inolvidable y una aceleración líder en su clase".

También habrás comprobado que este Aston Martin es bonito, gracias a elementos como unas tomas de aire integradas en las aletas y el capó, la cuádruple salida de escape o el pequeño spoiler trasero, que genera un apoyo aerodinámico de 180 kilos. 

Aston Martin DBS Superleggera 2019

En el apartado técnico, este modelo recurre a una evolución del chasis de aluminio del mencionado DB11, para detener la báscula en unos razonables 1.693 kilos. En lo que a las suspensiones respecta, este Aston Martin recurre a un esquema delantero de doble horquilla y a un multibrazo trasero, combinado con un sistema de amortiguación adaptativa.

Por otro lado, tampoco falta un control dinámico de la conducción, con tres modos de funcionamiento: GT, Sport y Sport Plus (de menos a más deportivo).

Aston Martin DBS Superleggera 2019

No falta potencia... 

El corazón de este Aston Martin es un propulsor V12, biturbo, de gasolina, de 5,2 litros de cilindrada, que desarrolla 725 CV y 900 Nm de par máximo, disponibles entre 1.800 y 5.000 rpm. Por supuesto, para conseguir un reparto de pesos del 51% en el eje delantero y el 49% en el trasero, la mecánica se ha situado detrás del habitáculo, tan baja como ha sido posible, para rebajar también el centro de gravedad. 

La encargada de transmitir la potencia a las ruedas traseras es una transmisión automática con convertidor de par, de ocho velocidades, desarrollada por ZF, que se combina con un diferencial de deslizamiento limitado, controlado electrónicamente. ¿Sus prestaciones? Este Aston Martin es capaz de alcanzar 100 km/h en 3,4 segundos, y 160 km/h en 6,4 segundos, mientras que declara 340 km/h de velocidad máxima (autolimitada electrónicamente).

Pero si un coche corre, también tiene que frenar. Y de eso se encarga un equipo de frenos carbocerámicos, con pinzas de seis pistones en el eje delantero y cuatro, en el trasero.

Aston Martin DBS Superleggera 2019
Aston Martin DBS Superleggera 2019

Un Aston Martin rapidísimo, pero no radical

Pero además de unas prestaciones estratosféricas, el modelo británico ofrecerá el confort propio de un GT. Eso queda reflejado en el equipamiento de serie, que incluirá elementos como un sistema de visión periférica, el navegador y un sistema de infoentretenimiento con Bluetooth.

"El DBS Superleggera 2019 no solo supone el regreso de un gran nombre para Aston Martin, también implica el retorno de la marca al segmento de los GT más potentes", ha asegurado Andy Palmer, CEO de la compañía.

Aston Martin, más información:

Galería: Aston Martin DBS Superleggera 2019