La cifra de esta edición especial no es precisamente asequible.

Presentado en el pasado salón de Detroit, para el mercado estadounidense, y en el salón de Ginebra, para los países europeos, del Ford Mustang Bullitt 2018 ya te hemos hablado en más de una ocasión. 

A modo de resumen, te diremos que se trata de una edición especial, con una estética y equipamiento propios, basado en el Mustang que empleaba Steve McQueen en una de sus películas más recordadas: Bullitt.

Más noticias sobre el Ford Mustang Bullitt:

Ford Mustang Bullitt 2018: con 460 CV

Construido sobre la carrocería Fastback y el acabado GT, el coupé americano se mantiene fiel al motor 5.0 V8, de aspiración atmosférica, aunque con 460 CV de potencia. Un dato que le permite situarse como la versión más poderosa disponible en Europa.

Por supuesto, la caja de cambios escogida es una manual, de seis marchas, mientras que la propulsión recae sobre el eje trasero. Para 'echarle una mano' al conductor, tampoco falta la suspensión adaptativa MagneRide.

Ford Mustang Bullitt 2018 europeo

Desde el punto de vista estético, replica el esquema de color del GT 390 original del teniente Frank Bullitt, en el que destaca la tonalidad Dark Highland Green, combinada con detalles en negro a lo largo de todo el conjunto. 

Pero este modelo tan especial también cuenta con una serie de equipamiento específico, como son las llantas de aleación de 19 pulgadas o la palanca de cambios con el clásico pomo Q-ball. Además, el habitáculo se nutre con navegador, un equipo de sonido de alta fidelidad, todas las ayudas electrónicas a la conducción disponibles en la gama, tapicería de cuero, asientos deportivos Recaro... 

Respecto al precio a pagar por él, la cifra asciende hasta los 55.500 euros y, por el momento, Ford España no ha anunciado cuántas unidades llegarán a nuestro mercado. Una apreciación que hacemos, básicamente, porque nuestros compañeros de Motor1.com Francia indica que, en su mercado, solo se venderán 82 ejemplares. 

Galería: Ford Mustang Bullitt desde el salón de Ginebra 2018