Si vamos a poder conducir un coche así en 2035, quiero una máquina del tiempo cuanto antes...

La mayoría de prototipos anticipan modelos de producción a uno o dos años vista, pero el caso del DS X E-TENSE resulta bastante diferente. Se trata de un ejercicio de estilo que muestra el coche que podríamos conducir en 2035. Viendo su línea, yo ya estoy deseando que pasen 17 años...

DS ha concebido un concept car monoplaza, si bien disfruta de una cabina adaptable, que puede modificarse para acomodar dos plazas más y así poder transportar a tres adultos. Como es de esperar en un modelo futurista, el DS X E-TENSE cuenta con un asistente de conducción autónoma avanzado, si bien mantiene la posibilidad de que el conductor sea el encargado de manejar el vehículo. 

DS X E-TENSE

DS X E-TENSE, hasta 1.360 CV

En términos mecánicos, el coche solo puede calificarse como espectacular. Monta dos propulsores eléctricos, instalados en las ruedas delanteras, que desarrollan una potencia combinada de 1.360 CV. Esta cifra solo está disponible en el programa Circuito del control dinámico de la conducción. Si el DS X E-TENSE circula por carretera, las mecánicas pueden generar, como máximo, 544 CV... que no está nada mal. 

El conductor debe desplazarse con casco, a pesar de que en el vehículo hay instalado un pequeño parabrisas en la zona donde va sentado. A su derecha, se encuentra una cúpula transparente, que protege completamente a los otros dos ocupantes. En el habitáculo se reúnen materiales de primera calidad, como cuero, madera y metal. 

Visto lo visto, el modelo de DS nos hace mirar al futuro con muchas ganas y expectación. Más aún, al comprobar que podremos seguir conduciendo como habitualmente, sin estar obligados a delegar en las tecnologías autónomas del coche...

Otras noticias de DS en Motor1.com:

Galería: DS X E-TENSE