La Honda Monkey, aparecida en la década de los 60, vuelve al mercado tras una cura de rejuvenecimiento, pero sin perder su esencia.

La Monkey vio la luz por primera vez en 1961 y fue desarrollada originalmente como una moto para niños por Tama Tech, un parque de atracciones en Tokio.

Rápidamente, la pequeña moto de 49 cm3 se hizo tan popular que se acabó desarrollando una versión para la calle y se exportó a América y Europa en 1963, con un característico depósito cromado, manillar plegable, ruedas de 5 pulgadas de diámetro y anclaje rígido.

Honda Monkey

Nacida en los 60, alcanzó su máxima popularidad en los 70

La popularidad de la pequeña Honda se basó en un diseño simpático, unas dimensiones contenidas y un peso ligero, que la hacían muy divertida para desplazarse por ciudad. En 1969, sus ruedas aumentaron de tamaño hasta las 8 pulgadas de diámetro y, en 1970, alcanzó aún mayor popularidad con la adición de una horquilla de desmontaje rápido, que permitía llevarla en el maletero de un coche pequeño.

Honda Monkey

En 1978 recibió su primera gran actualización

En 1978 se renovó, incorporando un depósito de gasolina de estilo lágrima y disfrutó de una enorme popularidad entre muchos conductores, necesitados de un transporte práctico para usarlo una vez que hubiesen aparcado. En ese marco, la Monkey se ganó un lugar destacado entre los corazones de los conductores.

Con su caja de cambios de tres marchas y embrague centrífugo, fue el modelo con el que se iniciaron miles de posteriores usuarios de motos.

Honda Monkey

En 2018 regresa, fiel a su estilo, pero con tecnología actual

Con semejante historial, era de prever que Honda lanzara, tarde o temprano, una renovada Monkey. Una moto que incorpora tecnología actual, sin perder su auténtica esencia, como lo demuestra el guiño de lucir el logo primigenio del ala Honda (Old Wing) en un diseño tridimensional.

Destacan, además, los guardabarros delantero y trasero de acero cromado, el protector de escape con estampación, los retrovisores circulares y el manillar elevado, que rinden homenaje al diseño original.

Honda Monkey

Instrumentación LCD, luces LED, ABS...

A pesar de su apariencia clásica, la nueva Monkey incorpora tecnología moderna de Honda, con un cuadro de instrumentos circular LCD con velocímetro, odómetro con dos contadores parciales e indicador de nivel de gasolina de seis segmentos. Toda la iluminación es de tipo LED y la llave de contacto de tipo ‘wave’ lleva un sistema de ‘llamada y respuesta’, que hace que las luces destellen al presionar un botón, permitiendo su fácil localización en aparcamientos abarrotados.

La seguridad mejora respecta al original al montar un sistema ABS de canal simple, que actúa con un IMU para controlar el levantamiento de la parte trasera en fuertes frenadas.

Honda Monkey

Motor de 9,25 CV con inyección electrónica PGM-FI

El motor monocilíndrico horizontal de 125 cm3 SOHC de la Monkey es simple y robusto, para ofrecer unas prestaciones adaptadas a un uso ciudadano. Refrigerado por aire, con un diámetro por carrera de 52,4 x 57,9 mm, una relación de compresión de 9,3:1 y alimentación por inyección electrónica PGM-FI, entrega 9,25 CV (6,9 kW) a 7.000 rpm, con un par de 11 Nm a 5.250 vueltas.

La caja de cambios es de cuatro velocidades y, gracias a un consumo reducido, la Honda puede recorrer hasta 67 kilómetros por litro de combustible (modo WMTC).

El bastidor de acero, tipo espina de pescado, de la Monkey ha sido desarrollado para ofrecer un equilibrio apropiado entre rigidez y agilidad, mientras que el basculante es de sección oval.

La distancia entre ejes es de 1.155 milímetros, con un ángulo de lanzamiento de 25º, un avance de 82 milímetros y un radio de giro mínimo de solo 1,9 metros. El reducido peso, en orden de marcha, de solo 107 kilos, junto con una altura de asiento de 775 milímetros, la hacen ideal para todas las tallas.

Honda Monkey

Horquilla invertida y doble disco de freno

La horquilla USD cuenta con un acabado premium en Alumite y se complementa con doble amortiguador trasero de 104 milímetros de recorrido. La distancia máxima libre al suelo es de 160 milímetros.

La frenada se confía a un disco delantero de 220 milímetros de diámetro y a otro trasero de 190. En conjunción con el ABS y los anchos neumáticos de tacos, de 12 pulgadas, en medidas 120/80-12 65J, delante y 130/80-12 69J, detrás, le dan un buen poder de detención.

La nueva Honda Monkey 125 sale al mercado en tres combinaciones cromáticas: Amarillo Banana / Blanco Ross, Rojo Nebula Perlado / Blanco Ross y Negro Shining Perlado / Blanco Ross.

Lee otras noticias de Honda en Motor1.com:

Galería: Honda Monkey