El expiloto de Fórmula 1 y ganador de las 24 Horas de Le Mans ha rebajado el mejor tiempo del trazado.

Aunque no se trata de un circuito tradicional ni demasiado conocido, en las instalaciones del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (Madrid), ubicado en Torrejón de Ardoz, existe un trazado de velocidad. Y el expiloto español de Fórmula 1, Marc Gené, ganador de las 24 Horas de Le Mans, acaba de batir el récord de la pista al volante de un Nissan GT-R NISMO 2018, con 600 CV de potencia.

Trío de Nissan GT-R para batir un récord

Con un piloto de esta experiencia y el potencial del deportivo oriental, Nissan se planteó la posibilidad de batir el récord de la pista del INTA, un trazado de 1,756 metros de longitud. Para realizar tal hazaña, Marc Gené utilizó tres modelos: un Nissan GT-R R35, un Nissan GT-R Track Edition y un Nissan GT-R NISMO.

Con cada uno de ellos, consiguió las tres vueltas más rápidas en el INTA: con el GT-R NISMO, registró un tiempo de 1'05"83; con el GT-R Track Edition, el crono se detuvo en 1'06"39; y, por último, con el GT-R R35 obtuvo un tiempo de 1'06"93. 

Nissan GT-R y Marc Gené en el INTA

El modelo más veloz, el GT-R NISMO, equipa un motor de gasolina V6 biturbo, de 3,8 litros de cilindrada, que entrega una potencia de 600 CV a 6.800 rpm y un par motor de 652 Nm, entre las 3.600 y las 5.600 vueltas. Los dos turbocompresores son los mismos que utiliza la versión de competición NISMO GT3. La caja de cambios es automática de doble embrague, con seis velocidades, y el sistema de tracción es a las cuatro ruedas.

Marc Gené, embajador de Nissan NISMO, comentó: “Cuando me propusieron este reto, de inicio me lo tomé con cautela, ya que se trataba de una pista de pruebas en la que nunca había rodado anteriormente. Me subí al Nissan GT-R R35, noté que este se adaptaba muy bien a su técnico trazado. De este modo, hicimos el primer intento con esta versión y ya batimos el récord, lo que fue una grata sorpresa". 

El piloto catalán añadió: "Después, probamos el Nissan GT-R Track Edition y la diferencia de equilibrio, potencia y peso respecto al GT-R R35 fue lo que nos permitió rebajar el récord otras seis décimas de segundo. La guinda del pastel fue la vuelta rápida con el Nissan GT-R NISMO. Es un auténtico coche de carreras que puedes conducir en tu día a día. Con todos los controles desconectados, ya que me gusta pilotar así, conseguí bajar todavía un poco más el récord del circuito".

Y prosiguió: "Al final, fue un día increíble, con una gran evolución en los tiempos, que acreditan las diferencias entre versiones. Estoy muy orgulloso de haber podido conseguir el récord de la pista con los tres Nissan GT-R que probé".

Otras noticias relacionadas:

Nissan GT-R NISMO 2018 y Marc Gené