Uno de los coches más icónicos de Japón se une a nuestros clásicos legendarios.

Si le preguntas a algún entusiasta por el Nissan Skyline GT-R, lo más probable es que elija el R34. El Skyline de Nissan, concretamente, la versión GT-R ya contaba en 1990 con un merecido reconocimiento. Y la versión R34 ha sabido destacar, con el paso del tiempo, frente a las demás generaciones.

El R34 supuso la combinación de dos elementos fundamentales: la turboalimentación, junto a la tracción a las cuatro ruedas. De esta forma, era capaz de detener el reloj, en la maniobra de aceleración de 0 a 100 km/h, en solo 4,7 segundos. Un registro impresionante, casi dos décadas después. Debajo del capó, encontramos una mecánica de 2,6 litros de cilindrada turboalimentada, que desarrollaba una potencia máxima de 276 CV. Al menos, de forma oficial, porque numerosas unidades de pruebas analizadas posteriormente, alcanzaban los 300 CV. La caja de cambios elegida era manual, con una relación de cambio corta.

Nissan Skyline GT-R R34 1999

Nissan Skyline GT-R R34, 11 versiones diferentes

Por otra parte, el Nissan Skyline GT-R R34 equipó un sistema de tracción integral bastante avanzado a su tiempo, debido a que en condiciones normales mandaba toda la potencia a la ruedas traseras... hasta que el eje delantero necesitaba par motor. También incluía un sistema de dirección asistida a las cuatro ruedas, un aspecto que mejoraba la agilidad del conjunto.

En cambio, el interior resultaba un tanto decepcionante, si lo comparamos con los rivales de la época. Eso sí, la adopción de unos asientos deportivos con unos marcados respaldos, conseguía centrar todas las miradas del habitáculo. El cuadro de instrumentos contaba con una pantalla que mostraba datos técnicos en tiempo real, una auténtica delicatessen para los aficionados del deportivo japonés. De esta forma, el conductor podía conocer, a través de una pantalla digital de 5,8 pulgadas, datos sobre la presión de soplado del turbocompresor, las fuerzas G, temperatura del aceite, del líquido refrigerante, de la caja de cambios... así como los tiempos marcados por vueltas. Recuerda que hablamos del año 1999.

Nissan Skyline GT-R R34 1999

Nissan modificó y desarrolló este GT-R a lo largo de sus tres años de vida comercial. Las versiones V-Spec añadieron elementos aerodinámicos fabricados con fibra de carbono. Además, las versiones N1 y V-Spec II redujeron el peso y añadieron un turbocompresor de mayor tamaño. El M-Spec incluyó un interior más lujoso y una suspensión más suave y confortable. Más tarde, la edición especial Nürburgring para el mercado japonés podían llegar a una velocidad máxima de 300 km/h.  

Finalmente, Nismo, la división deportiva de la marca oriental, también modificó el R34. Se crearon versiones S y R, más exclusivas, aunque lo mejor se guardó para el final: se fabricaron 20 unidades de la versión Z, motorizadas por un bloque turboalimentado de 2,8 litros y 493 CV de potencia máxima. Así las cosas, en total se construyeron 11 variantes del Nissan Skyline R34.

Nissan Skyline GT-R R34 1999

Conducir un R34 en la actualidad sigue siendo un delicia. Lo primero a lo que tienes que acostumbrarte es al ligero retardo de la entrada en funcionamiento del turbocompresor (turbolag). Una vez que el motor comienza a desarrollar todo su potencial, el deportivo japonés es capaz de poner en apuros a algunos modelos modernos de altas prestaciones. Engrana una marcha más y sigue acelerando con decisión.

Su rendimiento es impresionante, aunque los frenos, para serte honesto, no están a la altura del potencial del R34. Realmente, debes pensar en cómo los dosificas. Además, la carrocería balancea un poco más de lo que cabría esperar al negociar curvas rápidas y, por tanto, en los cambios rápidos de dirección, podemos comprometer la estabilidad del vehículo.

Nissan Skyline GT-R R34 1999

Controla tus emociones, la precisión de la dirección asistida y el buen trabajo de la tracción integral sabrán recompensar tu mesura. De esta forma, el Nissan Skyline GT-R R34 es digno de su prestigio y queda claro que el superdeportivo GT-R R35 de la actualidad, le debe mucho a su antepasado.

Otras noticias relacionadas:

 

Nissan Skyline GT-R R34 1999