El vehículo anuncia una velocidad punta de 330 km/h.

Todo apunta, aunque no hay nada confirmado, a que la legendaria denominación Black Series será la versión más potente y exclusiva del Mercedes-AMG GT R. Sin embargo, eso no sucederá antes de 2020 y, si tu paciencia no te permite esperar, siempre podrás adquirir un GT R de serie y acudir a las instalaciones del preparador alemán Domanig Autodesign, para que modifique la potencia del motor y la apariencia del vehículo convenientemente.

Mercedes-AMG GT R by Domanig

Desarrollado en colaboración con IMSA (no confundir con la Asociación Internacional de Deportes de Motor), el proyecto GT R comenzó añadiendo dos turbocompresores más grandes al bloque V8 de 4,0 litros de cilindrada. El preparador también modificó el sistema de escapes y añadió un filtro de aire deportivo específico, al tiempo que tuvo que instalar un radiador adicional.

Mercedes-AMG GT R by Domanig

Mercedes-AMG GT R by Domanig, increíble aumento de potencia

Fruto de todas estas mejoras, el propulsor de ocho cilindros ha experimentado un aumento de potencia significativo, hasta alcanzar los 769 CV de potencia y 960 Nm de par motor. Un incremento espectacular, si tenemos en cuenta que el Mercedes-AMG GT R de fábrica anuncia 585 CV y 700 Nm.

Una preparación que también ha afectado a la gestión electrónica del motor, así como a una puesta a punto específica de la transmisión, para admitir el aumento del par motor.

Mercedes-AMG GT R by Domanig

Gracias a la ganancia de potencia, el Mercedes-AMG GT R es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en 2,9 segundos; eso es 0,7 segundos más veloz que la versión de serie. Además, según el preparador, solo necesita 8,8 segundos, para alcanzar los 200 km/h desde parado. Obviamente, la velocidad punta también ha crecido, pasando de los 318 km/h de serie, hasta unos magníficos 330 km/h, limitados electrónicamente.

Pero la preparación de Domanig no se limita solo al motor. La empresa alemana también ha añadido una suspensión específica, obra de KW, que reduce la altura libre al suelo en 30 milímetros. Asimismo, un actuador hidráulico permite elevar el morro del vehículo otros 30 milímetros, para salvar obstáculos urbanos o acceder a la rampa de un aparcamiento.

En el eje delantero, apreciamos unas magníficas llantas de aleación de cinco radios dobles, de 20 pulgadas, por 21 pulgadas en el trasero, completadas con neumáticos Michelin Super Sport.

Fotos: Karsten Werner

Otras noticias relacionadas:

Mercedes-AMG GT R by Domanig