Se trata de un render, pero es indudable que luce un aspecto muy interesante.

Hace pocas semanas, la marca del Cavallino Rampante nos sorprendió a todos con el Ferrari FXX K Evo, una versión creada, exclusivamente, para rodar en circuito. En esencia, es una evolución del FXX K que presentó la marca italiana hace unos años.

Esta versión Evo está basada en el FXX K de serie, un superdeportivo superlativo, y se ha comercializado como una edición limitada. En cualquier caso, podemos considerar a este vehículo como un verdadero laboratorio sobre ruedas, que incluye un paquete aerodinámico mejorado, con un alerón trasero fijo, de doble ala.

Debajo del capó, nos encontramos con un motor V12, que desarrolla una potencia de 860 CV a 9.200 rpm y un par máximo de 750 Nm a 6.500 vueltas. El motor térmico se apoya en otro eléctrico, que genera 190 CV, para alcanzar, en conjunto, una potencia máxima combinada de 1.050 CV.

Ferrari FXX K Evo versión de calle
Ferrari FXX K Evo versión de calle

Ferrari FXX K Evo, una 'bestia' nacida para los circuitos

Sobre esa base conocida, el diseñador Aksyonov Nikita ha pensado cómo podría ser la hipotética versión de calle de este superdeportivo, nacido para rodar en la pista. Y las imágenes que estás viendo se corresponden con esa interpretación. Evidentemente, muchos de los apéndices aerodinámicos del modelo original han desaparecido y la carrocería se parece bastante a la de su primo, el Ferrari LaFerrari.

Las ópticas principales ocupan el espacio de las tomas de aire frontales, por ejemplo. La zaga también llama la atención, gracias al diseño de los pilotos superpuestos y a la cola de escape doble, junto a un gran difusor posterior, heredados del vehículo de circuito.

Debajo del capó es complicado imaginar cambios, especialmente, porque el tren motriz original ya supera los 1.000 CV. Un reducido club de modelos, donde conviven modelos como el Bugatti Veyron, el Hennessey Venom F5 o el Koenigsegg Agera RS.

A modo de recordatorio, los 1.050 CV del Ferrari FXX K Evo se transmiten a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática de doble embrague, con siete velocidades, heredada de la Fórmula 1. Los frenos carbocerámicos son obra de Brembo, mientras que las llantas de aleación son de 19 pulgadas, en el eje delantero, y de 20 pulgadas, en el trasero. Los neumáticos son unos Pirelli P Zero. 

Ferrari FXX K Evo versión de calle

Otras noticias relacionadas:

Ferrari FXX K Evo versión de calle