Las primeras imágenes filtradas nos enseñan el frontal y la zaga del nuevo cupé alemán.

El BMW Serie 8 2018 es uno de los vehículos más esperados de este año y un par de imágenes espía podrían adelantarnos el aspecto definitivo del cupé alemán, en su versión de producción. La página checa Magazín ProDriver CZ ha publicado en Facebook las fotos que aparecen abajo y afirman que el automóvil se encontraba en la fábrica de la firma bávara.

 
 

Las imágenes están en baja resolución, algo que no permite advertir si se ha llevado a cabo alguna edición digital de la imagen, aunque parecen bastante reales. Las ópticas principales son similares a los que mostró el concept car del Serie 8 y concuerdan con las que equipaban los diferentes vehículos de pruebas que ya hemos podido ver.

Del mismo modo, la parrilla es tan elegante como esperábamos. Por otra parte, el color de la carrocería, la iluminación y la baja calidad de la imagen nos impiden ver el aspecto definitivo del techo, aunque parece corresponderse con lo que hemos observado en las 'mulas' de pruebas.

Si pasamos a la parte trasera, la imagen nos confirma que estamos ante un modelo real del nuevo Serie 8 2018. Por ejemplo, los pilotos lucen un diseño idéntico a los del GTE (la variante de competición) y las colas de escape no parecen meras piezas de decoración, como sucedía con los prototipos de pruebas.

Otras noticias relacionadas:

Puestos a destacar detalles llamativos, en el lateral de la trasera aparecen unos nervios que enlazan con la luneta posterior. Podrían corresponderse con un alerón posterior activo, aunque estos elementos aerodinámicos suelen estar ubicados en una posición más retrasada, para conseguir una mayor efectividad en el flujo de aire. 

Desafortunadamente, la mala resolución de la imagen nos impide saber más sobre él. Eso sí, el logotipo xDrive de BMW aparece en la parte izquierda, debajo del piloto, de modo que eso significaría que equipa tracción integral. Sin embargo, el emblema del lado derecho resulta más complicado de descifrar: puede ser 850i u 860i.

Si los rumores se confirman y se sigue la pauta del Serie 7, la primera nomenclatura se correspondería con el motor de gasolina V8 biturbo, con 4,4 litros de cilindrada y una potencia de 450 CV. Si fuera el segundo, el 860i, optaría por el bloque V12 biturbo de 6,6 litros, con 610 CV. En este sentido, BMW ha confirmado que el nuevo Serie 8 2018 es capaz de adoptar mecánicas de hasta 12 cilindros en su vano motor. 

Fuente:  Wilcoblok / Instagram vía Magazín ProDriver CZ / Facebook