Obtiene su quinto deportivo de la firma germana, tras volver a ganar el BMW M Award, al mejor piloto en los entrenamientos de MotoGP.

Un año más, y ya van cinco consecutivos, Marc Márquez, el piloto español de MotoGP, no ha salido del Circuit Ricardo Tormo con las manos vacías. Y no hablamos de su último título mundial, el cuarto en cinco temporadas en la categoría reina. Más bien, de un trofeo un poco más grande... y con cuatro ruedas. 

Así se proclamó campeón Márquez:

A fin de cuentas, se ha vuelto a proclamar ganador del BMW M Award, un trofeo que premia al piloto más rápido del campeonato, conforme a los resultados de todos los entrenamientos oficiales del año. 

En esta ocasión, el premio ha sido un impresionante BMW M4 CS 2018, una edición limitada, dotada de un potente propulsor de gasolina: un 3.0 con 6 cilindros en línea, biturbo, con 460 CV de potencia. 

Una cifra que, unida a la transmisión automática de doble embrague M DCT, con 7 velocidades, le permite acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos y firmar 280 km/h de velocidad máxima, limitada electrónicamente.

BMW M4 CS BMW M Award MotoGP 2017

El garaje de ensueño de Márquez

Desde su puesta en marcha, en el año 2003, nadie consigue hacer frente al piloto de Cervera (Lleida), que ya atesoraba otros cuatro deportivos: M6M4 Coupé, M6 Cabrio y M2 Coupé. Recordemos que el año pasado ya bromeaba sobre el tema: “Tengo que empezar a plantearme aumentar mi garaje de casa”. Parece que, lejos de solucionarse, el problema va a mayores... ¿no crees?

¿Quiénes le siguen en tan insigne clasificación? Valentino Rossi y Casey Stoner (ya retirado), con tres BMW M Award cada uno, y Jorge Lorenzo, con dos. Cierran el ranking, Sete Gibernau y el tristemente desaparecido Nicky Hayden, con un triunfo cada uno. 

Más noticias sobre el BMW M4 CS 2018:

BMW M4 CS 2018