El día de su presentación en el salón de Frankfurt ya está muy cerca...

¿Te apetece disfrutar de un vehículo más lujoso y emocional que el Clase E, sin tener que llegar al Clase S? Entonces, deberías echarle un vistazo al nuevo Mercedes-Benz CLS 2018, que promete situarse entre ambas berlinas. La tercera generación del modelo, con rasgos de un cupé, está casi lista para ser desvelada. No hay más que ver estas fotos espía, en las que el coche aparece con muy poco camuflaje.

El CLS continuará ofreciendo una destacada caída del techo, para diferenciarlo del Clase E, la berlina que se ha empleado como base. Al mismo tiempo, va a ser suficientemente distinto del AMG GT de cuatro puertas, para que los clientes más exclusivos de Mercedes-Benz no formulen quejas al respecto.  

El prototipo fotografiado monta llantas de aleación de 19 pulgadas y apenas cubre sus líneas. De hecho, parte del lateral es casi visible y podemos apreciar la parrilla, prácticamente completa, en la que destaca la insignia de tres puntas, flanqueada por unos elegantes faros. Esta clara 'exhibición' anuncia su inminente presentación.

Mercedes CLS 2018 fotos espía

Mayor tamaño... fuera y dentro 

Si nos fijamos bien, los cristales laterales parecen más grandes que antes, una señal de que las puertas traseras podrían ser un poco más largas. Si este extremo se cumple, significa que aumentará la distancia entre ejes. De este modo, el espacio para las piernas, sobre todo las de los ocupantes traseros, también se incrementará. Igualmente, podemos observar la atractiva doble salida de escape trapezoidal.  

Continuando en la zaga, resulta obvio que los pilotos muestran un aspecto completamente diferente, tanto en la forma del módulo como en las grafías de iluminación. Por primera vez, se extenderán por la tapa del maletero, con el objetivo de que el coche parezca más ancho al verse desde atrás.

Mercedes CLS 2018 fotos espía

En Frankfurt  

En el conjunto de fotos anexo al texto, hemos añadido una, tomada en fechas anteriores, del habitáculo. Como puedes comprobar, las herencias del Clase E se notan al primer vistazo... si bien, adopta las salidas de aire de los modelos deportivos. En el vehículo de pruebas, la instrumentación era analógica, pero no debería sorprendernos si el Mercedes CLS 2018 adoptara una exclusivamente una digital.  

Para acabar, podemos confirmar que los motores, la tecnología y los componentes proceden del Clase E, mientras que es muy poco probable que se vuelva a desarrollar una versión Shooting Brake, que no ha alcanzado el éxito esperado en la segunda generación del vehículo. En principio, el coche se quitará el 'disfraz' en unos días, dentro del salón de Frankfurt.   

Fotos: CarPix

Más noticias del Mercedes-Benz CLS 2018:

Forma parte de algo grande

Mercedes CLS 2018 fotos espía