Hay opciones de que el híbrido enchufable alemán se presente a finales de año.

Como ya hemos informado, BMW se encuentra en plena fase de pruebas del i8 Spyder, que debería llegar al mercado el próximo año. En paralelo, la marca alemana trabaja en la actualización de la variante cerrada que, según Autocar, promete novedades muy interesantes.

Lo noticiable no se encontrará en el exterior del híbrido enchufable germano. Si bien, hay que resaltar el estreno de los faros, que adoptan una nueva firma luminosa con tecnología de tipo LED, y el más que probable rediseño de los paragolpes. En el habitáculo del BMW i8 2018, los ocupantes disfrutarán del último sistema de infoentretenimiento iDrive, con control gestual.

BMW i8 Protonic Frozen Yellow Edition

A la altura del M3 y el M4

Sí, estos cambios son dignos de mención, pero quedan en un plano secundario al saber que el sistema híbrido entregará más potencia. Autocar asegura que la combinación del motor de gasolina tricilíndrico de 1,5 litros con el propulsor eléctrico otorgará 425 CV, aproximadamente un 10% más que el BMW i8 actual, que se queda en 362 CV. Con esta cifra, roza los 431 CV de los M3 y M4 estándar... con un consumo homologado notablemente menor.   

Más potencia equivaldrá, seguro, a mejores prestaciones, pero también afectará al precio del vehículo. La publicación británica asegura que la tarifa será sensiblemente mayor. Teniendo en cuenta el elevado nivel económico de los adquisidores, no creo que les afecte un desembolso ligeramente superior. 

Lógicamente, el i8 Spyder se basará en el BMW i8 2018, lo que significará que recibirá esta inyección de 'testosterona', para conformar un descapotable tan ecológico como emocionante. El cupé germano podría ver la luz antes de finales de este año, con lo que las ventas darían inicio a comienzos del próximo. Para el cabrio, habría que esperar unas semanas más, no muchas, a tenor de lo que aseguran diferentes fuentes.   

BMW: más noticias en Motor1.com:

 

BMW i8 Spyder 2018 fotos espia