Un motorista australiano consigue salvar una caída tras embestir un colchón de cama caído de otro vehículo. Hay que tener cuidado ahí fuera…

Pocas situaciones resultan más peligrosas para un motorista que la pérdida de carga de un vehículo que le preceda circulando y esto es exactamente lo que le ocurría a un motorista australiano.

La historia, originalmente publicada por Mark Hinchcliffe en motorbikerider.com, muestra cómo un motorista australiano no puede evitar el impacto con nada menos que un colchón de cama. El suceso tuvo lugar en un túnel de la localidad australiana de Brisbane. Eso era lo último que podía esperarse Aaron Wood cuando circulaba al manillar de su Honda CBR1000 unos metros por detrás de un pick-up del que poco después se desprendía el mencionado colchón, por estar incorrectamente asegurada la carga.

En 20 años de experiencia, nunca le había pasado nada igual

Wood casi sale despedido por encima del manillar mientras el colchón quedaba atrapado entre la rueda delantera de su moto y el carenado, aunque finalmente conseguía evitar una caída más que segura. “Conduzco motos desde hace más de 20 años y nunca me había pasado algo así”, aseguraba Wood a The Queensland Times. Las autoridades revisaron el vídeo capturado en el túnel, pero era difícil distinguir la matrícula del vehículo. Si, finalmente, se localiza al conductor podría ser multado por “carga no asegurada en vehículo privado ligero” y tendría que hacer frente a una sanción de 200 euros.

Las autoridades australianas reciben cada año decenas de miles de llamadas para retirar escombros de las carreteras, entre los que se pueden encontrar muebles, materiales de construcción y arbustos; todo ello provoca el cierre de carreteras, atascos, lesiones y la pérdida de vidas. La mayoría de los objetos perdidos en la carretera provienen de jardineros u operarios que no aseguran correctamente los objetos que transportan. La policía australiana presta especial atención a la seguridad en el transporte de carga en autopistas y las multas al respecto pueden alcanzar de cientos a miles de euros, dependiendo del riesgo que implique la carga mal asegurada.

Más sobre seguridad en moto:

Forma parte de algo grande