Las autoridades italianas han frustrado una operación de una banda criminal que pretendía robar el cadáver del fundador de Ferrari del cementerio de Módena.

La policía italiana ha informado de que la banda pretendía pedir un rescate por el cuerpo de Enzo Ferrari, el creador de la marca italiana, después de robarlo del cementerio de San Cataldo en Módena.

Un total de 300 militares y policías han participado en el operativo, en el que han sido detenidas 34 personas en toda Italia. La banda, que está conectada con actividades de tráfico de drogas y armas, tenía sede en Orgosolo (Cerdeña), con miembros procedentes de Emilia-Romaña, Lombardía, Veneto y Toscana. 

Su plan era robar el ataúd de Ferrari, que murió en 1988, a los 90 años, y escapar en los Apeninos. 

Enzo Ferrari

Uno de los miembros ya había analizado la incursión en la tumba del cementerio de San Cataldo, donde Ferrari yace junto a su hijo Dino, para la que habrían utilizado dos coches y una furgoneta. 

Pero tras una investigación de la fiscalía antimafia de la región, las fuerzas de seguridad del estado italiano impidieron que el plan se llevara a cabo. 

Más noticias sobre Ferrari en Motor1.com: